El joven había robado un teléfono celular de la tienda del pueblo, cuando su mamá se enteró decidió castigarlo frente a todos los presentes.

En Perú un joven fue aprendido por su propia madre y frente a todos en el pueblo fue castigado a latigazos, los hechos ocurrieron en la comunidad de Sánchez Carrión, donde medios locales acudieron para corroborar la información y hasta entrevistaron al delincuente.

Todo comenzó cuando Elvis, como fue identificado, fue encontrado robando un teléfono celular que se encontraba dentro de un local comercial del pueblo, al percatarse de esto, autoridades detuvieron al joven e informaron a la madre quien enfureció.

Es común en Perú que las autoridades nacionales respeten las leyes y costumbres que tienen las comunidades, esto incluye algunos castigos por delitos menores.

En el caso de Elvis, se reunió un consejo para determinar el castigo que recibiría y al final su madre fue quien lo castigó.

Al final el joven, llorando y arrepentido pidió perdón a su mamá, además de prometer que no lo volvería a hacer.