A partir del día 11 de diciembre podremos presenciar lluvia de Gemínidas, lluvia de Úrsidas y un eclipse anular de sol.

Es el último mes del 2019, y en el mundo se podrán percibir tres fenómenos astronómicos: las lluvias de estrellas Gemínidas y Úrsidas, además de un eclipse solar anular.

Lluvia de Gemínidas:

Se caracteriza por ser el más intenso. Este fenómeno se repite todos los años en el mes de diciembre, ya que la tierra pasa por un sendero de escombros arrojados por un asteroide (el phaethon 3200). Cuando estos escombros se acercan a la atmosfera, se queman y producen la ráfaga de estrellas. Se le ha dado este nombre ya que las “estrellas” descienden de la constelación de Géminis.

La actividad de las Gemínidas comienza después del 6 de diciembre. Se podrán percibir con mayor frecuencia del 11 al 13 del mismo mes y la actividad se prolongará hasta el día 19. Pero descuida, no tendrás que desvelarte ya que la mejor hora para apreciarlas será a las 22:30 horas. Después, el fenómeno será visible hasta el siguiente año.

Lluvia de Úrsidas:

Esta es una lluvia de meteoros, sin embargo, es más difícil de percibir ya que posee menos actividad. Normalmente se registran 10 estrellas fugaces por hora, pero ha habido eventos en los que este número aumenta de manera significativa llegando hasta mil.

Su nombre está relacionado por su paso en la constelación de la Osa Menor (Ursa Minor en latín). Este año se lograrán ver del 17 al 25 de diciembre, sin embargo, los días que se podrá percibir con mayor intensidad son entre el 21 y 22 del mismo mes.

Eclipse Anular de Sol:

Este evento ocurrirá el 26 de diciembre de 2019, pero únicamente será visible en algunas partes del mundo, tales como África y Oceanía.

Este fenómeno se da cuando la luna se encuentra cerca del sol y su diámetro angular es menor a él, por lo que alrededor del disco satélite se puede ver un anillo luminoso. No es muy frecuente, ya que ocurre cada dos años aproximadamente; en América se podrá percibir hasta el 2027, y la últimas vez que se vio fue en 2017, cuando la luna tardó dos horas en cruzar el sol, pero el anillo de luz se logró ver solo por un minuto.

Información: Infobae.

Redacción Qs.