Tras dos años de juicio el exgobernador recibió este martes el auto de no vinculación

Un juez decidió no vincular a proceso al exgobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina de la Cruz, por el caso KIA.

Tras dos años en juicio, el exmandatario nuevoleonés ganó un amparo en el Segundo Tribunal Colegiado en Materia Penal, por lo que quedó absuelto y echó abajo la vinculación.

En el Palacio de Justicia, el Juez de Control, dijo que no encontró datos de prueba que justificaran los delitos y la intervención de la que se acusaba a Medina.

La Fiscalía Anticorrupción tiene el derecho de impugnar la decisión del juez; sin embargo, la autoridad federal resolvió el asunto de fondo.

Rodrigo Medina enfrenta otro proceso penal por uso indebido de helicópteros, sin embargo, este proceso también se encuentra en pausa por la revisión de un amparo.

Por José Luis