columna

· Elba Esther Gordillo y Alberto Hernández, demonios sueltos en Edomex.

· Hernández Meneses, “cachorro millonario” al amparo del poder priista.

· Antonio Duarte Franco se perfila como próximo dirigente del SUTEYM.

 

Visiblemente repuesta, Elba Esther Gordillo Morales anda muy activa en su nueva aventura política de convertir a Las Redes Sociales Progresistas (RSP) en partido político nacional. En ese camino, la profesora sabe a la perfección que una parada obligada para la concreción de sus planes es el Estado de México; por eso ha desplegado recursos humanos y materiales en este terruño, y ha designado como “general de brigada” a su siempre aliado e incondicional compadre, Alberto Hernández Meneses, viejo conocido y amigo de la élite priista de Ecatepec.

Aquí, en territorio mexiquense Gordillo ha instruido a Hernández Meneses operar en dos sentidos: 1.- En las asambleas distritales de las Redes Sociales Progresistas y 2.- En una incursión inmediata para hacerse de la Sección 36 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y de las cuotas de los maestros, cuya elección es el siguiente año.

La carrera de Meneses no se entendería sin el cobijo e impulso de la propia maestra Gordillo y del ex gobernador, Eruviel Ávila Villegas. Hernández Meneses, como líder de la entonces poderosísima sección 36 del magisterio, fue una de las principales armas de Elba Esther para presionar a Enrique Peña Nieto en la designación del candidato a gobernador en el 2011, donde Ávila Villegas fue ungido… Ese amago habría sido uno de los motivos por los que la maestra pagó con cuatro años y 10 meses de reclusión.

El ascenso y poderío político y económico de Meneses continuó en el 2012 cuando fue diputado local por la entonces alianza PRI-VERDE-PANAL; desde ahí la suerte no le ha dejado de sonreír, con todo y que tuvo encima las miradas de la justicia por ser uno de los principales operadores de Gordillo Morales. Su último cargo político fue el de síndico municipal del ayuntamiento de Ecatepec, desde donde operó a favor del hoy gobierno morenista… salvación.

Pero al Igual que Elba Esther, el encumbramiento y enriquecimiento de Hernández Meneses están bajo sospecha. Sus bienes se cuentan por decenas o cientos de millones de pesos, emanados desde su paso por el SNTE, cargos de elección popular y por acuerdos con la clase gobernante de cada momento que le ha tocado afrontar.

Sobre los planes actuales de Alberto Hernández Meneses ya se tiene un mapeo inicial, donde algunas piezas claves del SNTE, como el actual secretario General de la Sección 36, Rigoberto Vargas Cervantes, han alertado a autoridades estatales y federales en torno al pretendido de Elba Esther y su pupilo. De manera alterna algunos traviesos del SNTE han lanzado un video en redes sociales en el que tildan a Alberto Hernández como “la hiena del magisterio”, promotor de corrupción, impunidad, traición, nepotismo y saqueo. Pero nada nuevo que no se le conozca al llamado “cachorro millonario” del magisterio.

CANCIÓN DICHO O REFRÁN

Esa de los Baby´s: “Triángulo”

Otro gremio que tendrá actividades casi de forma inmediata es el Sindicato Único de Trabajadores del Estado de México y Municipios (SUYETM), que a finales de octubre celebrará su asamblea de renovación en la Secretaría General, donde sobresalen tres escenarios: Uno, el actual líder, Herminio Cahue Calderón pretende aplicar –con autorización del gobierno del estado- una extensión de periodo por dos años, pero esa posibilidad se le complicó a Cahue luego de la derrota y falta de operación política en las recientes elecciones de la sección Ecatepec, donde Morena aplastó a la burocracia priista. Dos, con bajo perfil, pero de manera intensa se ha estado placeando Antonio Duarte Franco, Subsecretario General del SUTEYM, quien se erige como el más viable aspirante a la sucesión. Tres, René Palomares, presidente del Comité de Vigilancia e Investigación del SUTEYM, ha buscado durante mucho tiempo la dirigencia sindical, sólo que es sobrino del ex dirigente David Parra Sánchez quien en este momento no tiene la mejor relación con el gobierno mexiquense por asuntos partidarios de Naucalpan. En síntesis, si se aplica la regla no escrita de alternancia Valle de México y Valle de Toluca cada cuatro años, esta vez les toca a los tolucos, es decir, los dados se inclinarían hacia Antonio Duarte.

Sopa de su propio chocolate…

Hace 11 días, desde Toluca, Alejandro Moreno Cárdenas, se engalló y despotricó contra el gobierno del presidente, Andrés Manuel López Obrador, al que tildó de “no dar una” por el bajo crecimiento económico y la creciente delincuencia. “Alito” -en la cede estatal tricolor- se descoció contra AMLO, pero ayer le aplicaron el llamado “quita risas” con la investigación que sobre su cabeza trae la Fiscalía General de la República (FGR) por el presunto enriquecimiento ilícito en su época inconclusa de gobernador de Campeche, que lo ponen en el escaparate de la corrupción que viene persiguiendo el personaje al que runde en sus discursos. Por supuesto que importan el qué y dónde lo dijo, quizá por eso se entiende que para el caso del priismo mexiquense la dirigente Alejandra del Moral prefiere la estrategia beligerante entre los suyos, en lugar de andar fustigando a la 4T. ¡No vaya a ser! Ayer mismo y para sacudirse la presión, Moreno Cárdenas a través de la oficina de comunicación priista, exigió que no se utilice a las instituciones de seguridad y justicia para perseguir a los opositores políticos… Pregunta: ¿y el PRI no lo hizo cuando fue gobierno?

Por: Qs noticias