columna

· El diputado del PT, Oscar González, propone regular a los medios.

· El PRI mexiquense alista otro patético engaño sobre su militancia.

· Escalada de renuncias en OPLES, suspenso en el IEEM con P. Zamudio.

Cada vez se arraiga más eso de proponer ocurrencias y lanzar estupideces a nombre de la Cuarta Transformación.

La nueva de ayer corrió a cargo del Diputado federal del Partido del Trabajo, el mexiquense y ex alcalde de Metepec, Oscar González Yáñez, quien deslizó un próximo intento de oprimir a los medios de comunicación para que no se conviertan –dijo- en aliados de la derecha para las elecciones venideras.

Fue durante la Reunión plenaria de los diputados del PT donde González Yáñez amenazó con una iniciativa para regular -aún más- a la prensa en México.

“Traemos nuestra agenda de medios de comunicación… si nosotros no regulamos a los medios de comunicación se van a convertir en el instrumento fundamental de la derecha en el 21 y en el 24. Solamente ganamos las elecciones, pero no hemos desmantelado los poderes fácticos, no los hemos regulado”, expresó el dueño de la franquicia petista en el Estado de México.

columna

Simpático y “alegre” el jefe de la tribu roja mexiquense no se dio cuenta que su ordinaria advertencia fue transmitida en vivo para las redes sociales y retomada por representantes de medios de comunicación nacional, que de inmediato lo tundieron por “tan brillante pensamiento”.

Sin forma de echarse para atrás, Oscar González tuvo que reafirmar su reto y anunciar que la agenda de medios se discutirá en público próximamente.

Así que debemos estar listos para dar el debate y atender el mensaje de que la 4T es intolerante a la crítica y le tiene pánico a los contrapesos, según la interpretación que emerge del anuncio del Partido del Trabajo.

No obstante, horas después el Gobierno de México a través de la Secretaría de Gobernación se deslindó de la burrada de OGY y en la cuenta oficial de Twitter expresó: “No es intención del @GobiernoMx limitar en forma algina la libertad de expresión que se ejerce en los medios de comunicación. Lo expresado por el diputado @OscarGonzalezYa del PT es su posición legislativa”.

columna

CANCIÓN, DICHO O REFRÁN

Esa de Pedro Infante, “Copa tras copa”…

Pero pensándolo bien no creo que sea para tanto la amenaza sobre los medios de comunicación, ya que a Oscar González se le puede pasar por alto todo lo que diga, con eso de que ya no se sabe cuántas horas al día está en su juicio. Mejor que siga “chupando” el diputado, al fin que ya estamos acostumbrados a sus penosos incidentes al calor de los tragos. González Yáñez es, en suma, un personaje carente de la más mínima calidad moral y política para cualquier asunto de seriedad.

Cuando trabajar es un pecado…

Ahí mismo, en el Partido del Trabajo, parece que avanza Ana Yurixi Leyva Piñón como prospecto para encabezar la Contraloría del Poder Legislativo, ante la salida de Victorino Barrios Dávalos, quien a su vez sería impulsado para saltar al Órgano Superior de Fiscalización (OSFEM) o a la Contraloría de la Universidad Autónoma del Estado de México. Aunque en las últimas horas Norberto Morales Poblete, presidente de la Junta Ejecutiva estatal del PT dijo que la carta fuerte para la Contraloría de la Cámara de Diputados es Joel Cruz Canseco, lo cierto es que “Chicken Little” no está dispuesto a dejar la representación de su partido en el Instituto Electoral del Estado de México (IEEM) para irse de contralor, pues sabe que de aceptar el cargo tendrá que trabajar día y noche, a lo cual no está acostumbrado ni él ni cualquier otro crápula petista. Ironía, Partido del Trabajo, donde trabajar es algo así como violar los estatutos.

La culpa no es del indio…

Y en el PRI mexiquense no cantan mal las rancheras. Resulta que su proceso para renovación de los comités municipales está resultando un nuevo y patético engaño sobre la militancia, sí, a esa a la que le prometieron apertura y voz como mensaje conmensurable tras la derrota del 2018. En las últimas horas varios que se creyeron el cuento de la trasformación se han dado cuenta que no habrá elecciones abiertas, porque de la nada y a partir de la trapacería de “no procedente” la cúpula se sacudió a contendientes incómodos en varios municipios e hizo aparecer fórmulas únicas en la mayor parte de los 125 municipios; con eso se diluye la posibilidad de la participación con voto secreto de los priistas. Entiendan, el PRI de las dinastías, de las castas, de los nombres y apellidos se resiste a cambiar; pero lo peor, es que su militancia se sigue comportando sumisa, sufrida, agachada y conformista. Manchados los dirigentes priistas del Estado de México, recurrirán a las imposiciones disfrazadas de unidad, que terminarán en resignaciones maquilladas de disciplina.

Cuando veas las barbas de tu vecino cortar…

En las últimas horas detonó una escalada de renuncias de presidentes de organismos estatales electorales, mejor conocidos como OPLES. El lunes inició el del Instituto Electoral de Puebla, Jacinto Herrera; ayer lo hicieron el de Michoacán, Ramón Hernández Reyes y el de Nayarit, Celso Valderrama Delgado. Según una conversación del grupo de chat de consejeros del INE, al que esta columna tuvo acceso, se espera que en las siguientes horas suceda lo mismo con Ciudad de México, Baja California y Morelos. Detrás de esto, dicen, está el consejero Marco Antonio Baños, a quien señalan como el operador de las salidas forzadas en los OPLES y se aduce que es parte de un acuerdo entre los máximos representantes de la Cuarta Transformación (4T) con gobernadores de varios estados. Sólo decir que Pedro Zamudio Godínez, del Instituto Electoral mexiquense (IEEM), es el presidente de la Asociación de Instituciones Electorales de las Entidades Federativas (AIEEF) y seguramente se ha de estar arrancando los cabellos porque una máxima de liderazgo y solidaridad es encabezar la lucha y los sacrificios.

Por: Juan Gabriel