columna

· La Cuarta Transformación siente cercano al gobernador y lo envuelve.

· Olga Sánchez y Claudia Sheinbaum asisten a 2º Informe de Del Mazo.

· Susto de 32 Millones de pesos que les puso alcaldesa de Donato Guerra.

Si se tuviera que definir en una frase el resultado político del Segundo Informe de Alfredo del Mazo Maza sería la siguiente: “Gobernador priista aplaudido y arropado por la Cuarta Transformación”.

Así es. Los dividendos del mensaje del gobernador del Estado de México tras su evento de ayer en Toluca fueron más que positivos en la arena política, que ya lo quisiera tener cualquier otro personaje morenista local del momento. Las señales lanzadas ayer en Palacio de Gobierno estatal podemos verlas desde cualquier óptica, pero todas apuntan al mismo destino.

Además de la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, quien fue una de las invitadas al informe de Del Mazo, no hay otro mandatario estatal de cualquier partido –incluyendo a los de Morena- que esté en los ánimos del presidente Andrés Manuel López Obrador de manera pública y abierta como el gobernador mexiquense.

La misma secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, asistente al evento, confirmó las buenas formas y mejores entendimientos entre la federación y el gobierno del Estado de México. Textualmente en la entrevista que le hizo el periodista Carlos González, del sistema de Radio y Televisión Mexiquense, Cordero respondió así al cuestionamiento sobre la cercanía AMLO-Del Mazo: “De verdad, lo sentimos muy cercano (al gobernador), tenemos una coordinación y una colaboración muy fluida y cordial, pero sobre todo es un gobernador que nos ha apoyado mucho y nosotros también al Estado de México”.

No pasemos por alto lo siguiente: Olga Sánchez y Claudia Sheinbaum son las dos mujeres con cargo público más cercanas al presidente López Obrador.

Por supuesto que la resonancia del Segundo Informe debe tener sorprendidos a propios y extraños en Morena. En tanto en otros territorios –como Veracruz- se respira tensión, zozobra, ingobernabilidad y desencanto con el primer mandatario del país, en el Estado de México el panorama institucional es distinto.

Mientras para otros priistas o ex funcionarios de la pasada administración encabezada por Enrique Peña el escenario se les está judicializando, hoy Alfredo del Mazo puede exponerse al apapacho del Gobierno de México. Las repercusiones de esta cofradía las siente y las ve el gobernador que mexiquense, quien realmente no tiene nada de qué preocuparse por la mayoría morenista en el Congreso local o en los municipios.

Los saldos del Segundo Informe –puede decirse- son sumamente favorables para Del Mazo, donde más allá de las cifras, resultados y pendientes de su administración, destacó el factor político como consecuencia de la decisión de no pelearse con nadie y aceptar la nueva realidad política nacional y estatal por encima de las estridencias.

Para algunos nadando de a muertito, para otros acorralado, para unos más no tuvo de otra que aliarse al presidente, pero lo que es cierto es que Del Mazo estaría haciendo lo políticamente correcto en medio de la ola de la 4T que lo está envolviendo y no arrastrando.

CANCIÓN, DICHO O REFRÁN

Cortesía recíproca…

En una de las oficinas de Lerdo 300 ya se cocina el regreso de la cortesía de Alfredo del Mazo hacia el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador. Indican a esta columna que esta se dará en las siguientes semanas cuando se discuta la Reforma Política del país, en la que –no lo duden- el PRI dará el aval al referéndum de “revocación de mandato” del 2021 con la fotografía de López Obrador en una boleta especial. ¿Será?

Pian pianito…

Lo dicho, después de ver un escenario nacional conflictivo y lleno de golpes bajos entre los líderes políticos, el clima de estabilidad política que se vivió en el segundo informe del gobernador Alfredo Del Mazo (con la entrega desde temprano en la cámara de Diputados, hasta la salida de los líderes de oposición del Palacio de Gobierno) fue una circunstancia operada por el secretario General de Gobierno, Alejandro Ozuna y del subsecretario general, Elías Rescala.

Susto de 32 Millones

Si algo le queda al moribundo PRD es esa capacidad de detectar tiempos y espacios para colarse en aras de sacar raja política o económica. Eso mismo sucedió el lunes pasado cuando, a unas horas del Segundo Informe de Alfredo del Mazo, la alcaldesa de Donato Guerra Eliza Ojeda Rentería amagó con instalar un plantón y empañarle la fiesta al mandatario si la Secretaría de Finanzas no le daba los 32 Millones de pesos faltantes del Fondo Estatal de Fortalecimiento Municipal (FEFOM) que le corresponden a su municipio. Ganó la presidenta, le dieron su lana y adiós presión. ¿Ya ven?, esos de Morena deben aprenderle tantito a Eliza Ojeda y a su esposo Tomás Octaviano, que le metieron al gobierno un verdadero susto millonario.

Por: Juan Gabriel