· Alcalde Ocuilan, entre el susto y la actuación en su “lucha anti-talamontes”.

· Tampoco le creyeron los chavos a los que prometió meter a programa federal.

· Tunden a Yeidckol Polevnsky en Consejo Nacional de Morena, adiós reelección.

A la par de un susto que le habrían acomodado supuestos delincuentes, el polémico alcalde de Ocuilan, Félix Alberto Linares -que en las últimas semanas se ha vestido de verde olivo para dizque encabezar la defensa de los bosques en su municipio- estará enfrentando en los siguientes días una serie de acusaciones públicas y administrativas, por haber timado a por lo menos 600 chavos con la fallida incursión al programa federal “Jóvenes construyendo el futuro”.

El martes pasado a Linares González lo encararon varios muchachos a los cuales utilizó para su denominada “cadena humana”, de hace unas semanas, con la que exigió al gobierno de México frenar la devastación de los bosques en Ocuilan. Tema que Félix conoce de raíz y hoy trata de hacerse el ingenuo en una posición de víctima.

Los jóvenes que en algún momento le sirvieron a Félix Linares aseguraron que el presidente municipal perredista les ofreció –además- elevarles la beca de 3 mil 600 a 5 mil 100 pesos mensuales. No cumplió y los engañados le leyeron la cartilla.

Un día después, el miércoles, Félix Linares denunció que fue objeto de un atentado a balazos por parte de maleantes que –gracias a Dios- tienen pésima puntería. Según el alcalde, sujetos desconocidos los atacaron cuando viajaba sobre la carretera Santa Mónica-Cuernavaca, justo en el paraje de las Lagunas de Zempoala. Al menos dos proyectiles impactaron en su camioneta que iba escoltada –dijo Linares- por cuatro patrullas y 10 policías, los suficientes para repeler y hacer frente a cualquier agresión y ejecutar capturas.

Al escuchar los disparos –añadió el presidente municipal- los uniformados accionaron sus armas. Sólo vieron que de una camioneta cargada de madera salieron corriendo dos jóvenes a los que les dio tiempo perderse en el bosque. Por fortuna divina no hubo lesionados ni detenidos. El alcalde se vino a Toluca y fue atendido por la Secretaría de Gobierno. Lo subsecuentemente lamentable es que evitó interponer denuncia por el grave incidente, pero afirmó que no cesará en su lucha contra los taladores. Historia de película con final feliz.

Por lo que sea, Félix Linares tendrá que bajar de rodillas al santuario del Señor de Chalma que está en su municipio, ya sea para agradecer el milagro de salvar el pellejo o para pedirle que todos le crean el numerito que –no es por intrigar- pero tiene algunos ingredientes de montaje… igual que su ficticia lucha contra los talamontes.

CANCIÓN, DICHO O REFRÁN

El Baile del Gusanito, “nadie me quiere, todos me odian”…

La mexiquense Yeidckol Polevnsky Gurwitz vive sus peores momentos al frente de la dirigencia nacional de Morena. Ayer le quedó claro que ni de chiste puede aspirar a la reelección y que su mandato terminará incendiado. Yeidckol tuvo que salir por cuerdas de la reunión del Consejo Nacional al enfrentar una aplastante mayoría en su contra, donde literalmente fue acusada -con airadas protestas- de “traición, sabotaje y manipulación” al no cumplir el ordenamiento de materializar el Instituto de Formación Política de Movimiento de Regeneración Nacional. A Yeidckol apenas la apoyaron 9 de más de 160 votos posibles del Consejo y le tumbaron a su representante ante el Instituto Nacional Electoral (INE), Carlos Suárez Garza. La razón de esta rebelión morenista contra la presidenta radica en que por omisión o mutuo propio Polevnsky no hizo realidad el Instituto de Formación Política que, por cierto, la obligaba a destinarle el 50% de los recursos del partido. Yeidckol no lloró en la tribuna nada más porque los gritos eran más fuertes que su coraje y aunque el subsecretario del Trabajo y también mexiquense, Horacio Duarte, salió por ella para pedirle que reencausara su discurso, prácticamente la presidenta del partido ya sabe que su fin está cerca.

El que a buen árbol se arima…

El que anda muy pavoneado es Pedro Zenteno Santaella, quien al parecer trae buenos adeptos del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador. El pasado 30 de junio Zenteno y su equipo tuvieron sus 5 minutos con el presidente Obrador en un conocido hotel de Tlalnepantla, obvio, a puerta cerrada. Si las cosas le salen bien a Zenteno, próximamente será ungido en un importante cargo en materia de salud que –según dicen sus pupilos- lo regresará a la escena política del Estado de México.

Mejor se van…

En el PRD se confirmó la renuncia de Agustín Uribe como Director de Comunicación Social del Comité Directivo Estatal provisional. Resulta que a los actuales dirigentes del Sol Azteca les cayó de gracia que el encargado de prensa haya apoyado a la alcaldesa de Donato Guerra, Eliza Ojeda, en su mitote que armó frente a Palacio de Gobierno –lunes y martes- para exigir que le entreguen los recursos del Fondo Estatal para el Fortalecimiento Municipal (FEFOM).

Con la irritación de los líderes partidistas y la no aparición del coordinador de los diputados perredistas, Omar Ortega, en la escena del FEFOM, se confirma que la cúpula de la Revolución Democrática tiene acuerdos oscuros para amarrar y castigar a sus propios alcaldes. No, bueno…

Por: Juan Gabriel