Carlos Mendieta, director de Fundación Tláloc, señaló que la falta de infraestructura y la mala calidad del transporte público originaron la dependencia excesiva a los vehículos automotores

Ante el desabasto de combustible que continúa en el Valle de Toluca, Carlos Mendieta Zerón, director general de Fundación Tláloc, señaló que la falta de infraestructura para el ciclista y la poca eficacia del servicio de transporte público generaron que las personas dependan excesivamente de su automóvil para realizar sus labores cotidianas, lo que los lleva a pasar hasta más de tres horas formados a las afueras de las estaciones de servicio para comprar gasolina.

“No podemos a seguir apostando por combustibles fósiles, cuando el recurso más importante es nuestro tiempo”.

El ambientalista externó que el combustible y el tiempo de las personas son un recurso finito, por ello, el que los ciudadanos hagan uso de su tiempo en las largas filas para abastecer combustible no es un escenario exclusivo de este momento; en este sentido consideró importante ayudar a la creación de sistemas de transporte integrado y con tecnología sustentable para dejar a un lado la dependencia al automóvil.

Mendieta Zerón detalló que la situación actual no surge  únicamente por una medida coyuntural del Gobierno federal, pues el desabasto de combustible que se vive en estos momentos podría presentarse más adelante y para estar alineados a los compromisos en la lucha contra el cambio climático no se puede seguir con el mismo patrón.

El experto en movilidad sustentable planteó que es urgente apostar por ciudades con accesibilidad universal, con espacios públicos de valor, infraestructura ciclista, ello para evitar crecer como lo han hecho las zonas metropolitanas, las cuales se mueven únicamente en el automóvil y es en estos momentos que se ven inmovilizados por la crisis.

En este sentido se informó que este jueves es el primer día con buena calidad del aire en el sur del Valle de Toluca en más de un año.

“Es claro que la contaminación del aire en el Valle de Toluca es un problema, derivado de nuestro patrón de movilidad, dependiente de manera excesiva del automóvil y de no contar con un sistema integrado de transporte”.

Por: Karina Villanueva