La OCDE advirtió que la inseguridad, las políticas del gobierno y las tensiones comerciales obligaron a recortar su estimación de crecimiento de 1.6% a 0.2% en 2019.

El crecimiento económico de México es “muy débil” y apenas alcanzará 0.2% del Producto Interno Bruto (PIB) al cierre de 2019, informó la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Dicha cifra representa un fuerte recorte, de más un punto porcentual, frente a las proyecciones que el organismo internacional publicó hace seis meses, cuando preveía que el desarrollo del país alcanzaría 1.6%.

Para 2020, la OCDE anticipó que la economía mexicana tendrá una cierta recuperación, que le permitirá lograr una expansión de 1.2% del PIB, aunque esta tasa también se queda debajo del 2% que habría previsto en mayo pasado.

Tales proyecciones ponen en duda y anticipan un eventual incumplimiento de las metas oficiales de crecimiento económico del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien promete un avance de 0.6% a 1.2% del PIB en 2019 y de 1.5% en 2020.

Al presentarse la última edición del informe Perspectivas Económicas de la OCDE, el director de Estudios Económicos por país del organismo, Álvaro Pereira, señaló que la inseguridad pública y las políticas económicas del gobierno desalentaron la inversión y el crecimiento de México.

Asimismo, la jefa de Estudios por País de la OCDE, Piritta Sorsa, explicó que el bajo crecimiento de nuestro país se traducirá en menos oportunidades de empleo para la población y mayor informalidad laboral, que hoy ronda al 60% de la población económicamente activa.

Información: Publimetro.
Redacción Qs.