Por: Daniela Zetina

Unas de las consecuencias de la Reforma Energética que permite la liberación de precios en combustibles es que no existe una regulación que determine el precio del diésel y la gasolina, permitiendo que cada estación determine el costo a su conveniencia y a pesar de que esta misma reforma determinó la libre demanda con la entrada de nuevas empresas lo que se supone que permitirá una disminución del precio, esto no se ha visto reflejado.

Bajo este contexto Jorge Luis Pedraza Navarrete, presidente de la Asociación de Distribuidores de Gasolina y Lubricantes (ADIGAL) en el Valle de Toluca resaltó que en esta zona ya se cuentan con seis marcas diferentes de gasolineras y se encuentran esperando la apertura de algunas otras.

Especificó que a pesar de esto aún no existe una estabilidad en el precio de los combustibles debido a que se han registrados incrementos de algunos centavos como como consecuencia del alza de precios en los combustibles de PEMEX y la inflación que se registra en el mercado.

Puntualizó que por el momento la gasolina está en alrededor de 17.39 centavos, sin embargo, este costó no es el definitivo debido a que los empresarios dependen del mercado habiendo movimiento de precios en todo momento.

“El costo depende del mercado, recordemos que la liberación de precios se debe a la Reforma Energética, habiendo una liberación de precios que no regula los incrementos”.

Finalmente comentó que el precio también se determina de acuerdo a la temporada y la demanda, por lo que aún confían que bajara algunos centavos debido a que durante primavera verano, existe menos demanda que en el invierno.