El Ayuntamiento de Toluca señaló que, si bien son válidos los argumentos de los transportistas, el aumento significaría un perjuicio en el bolsillo de los toluqueños, y afirmaron que el servicio además de caro es ineficiente e inseguro.

El presidente municipal de Toluca, Juan Rodolfo Sánchez Gómez, informó que a la brevedad enviará un exhorto al gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo Maza, para que no autorice el aumento de 10 a 14 pesos que proponen transportistas para el Valle de Toluca: “Un aumento de 4 pesos es de entrada severo y fuerte”.

Los integrantes de cabildo calificaron como preocupante la posibilidad del incremento, pues dijeron, los más afectados como siempre, son los ciudadanos. Mencionaron que el transporte público mexiquense es uno de los más caros del país y a la vez uno de los más deficientes e inseguros, una de las causas, señalaron, es el desorden en dicho sector, mismo que prevalece desde hace décadas.

Por ello instaron al alcalde a solicitar una reunión con el secretario de Movilidad, Raymundo Martínez Carbajal, así como con los transportistas a quienes sugerirán la realización de un estudio técnico para la óptima reestructuración del transporte público, en donde dijeron, incluso se reduzca el costo del transporte público y se aumenten las ganancias de los transportistas.

En este sentido, el secretario del Ayuntamiento, Ricardo Moreno Bastida, reprochó que hace unos días policías municipales intentaron realizar operativos de seguridad en el transporte público, situación que causó molestia entre concesionarios y la policía estatal argumentando que los operativos son de competencia estatal.

Recordó que quien decide si hay aumento o no en la tarifa es Del Mazo Maza, por lo cual le corresponde hacer valer la tarifa actual.

Karina Villanueva