• Las metanfetaminas se traficaban entre San Diego y Tijuana; el sujeto ya fue detenido.

Un joven de 16 años quiso pasar desapercibido al utilizar un carro de control remoto para traficar metanfetaminas en la frontera entre San Diego (California) y Tijuana (México), en Estados Unidos, sin embargo, la patrulla fronteriza lo detectó y detuvo.

La Patrulla Fronteriza dio a conocer que el pasado domingo varios agentes federales observaron a una persona que cargaba dos maletas mientras caminaba a lo largo de la segunda valla divisoria entre ambos países que tiene una altura de 9 metros y se encuentra a aproximadamente 6 metros de la valla inicial que recientemente fue reemplazada en el sector San Diego.

Cuando el adolescente, de origen estadounidense, se percató de la presencia de los agentes fronterizos, intentó esconderse, sin embargo las autoridades notificaron a otros miembros de la agencia federal, que localizaron al joven detrás de un arbusto.

El adolescente tenía consigo un carro de control remoto, del cual había sido retirado la carrocería para así acomodar paquetes de droga en el espacio disponible. Información EFE.

Redacción José Leal.