Contáctenos

Destacada

Investigadores descubren células encargadas de reparar corazón después de un infarto

Publicada

en

El estudio se publica en el último número de Circulation, que es la principal revista científica de la Asociación Americana del Corazón.

Investigadores pertenecientes al Centro de Investigación Médica Aplicada (Cima) y de la Clínica Universidad de Navarra (al norte de España), han dirigido un estudio internacional en el que se han identificado las células del corazón encargadas de reparar el daño que ocurre en dicho órgano tras un infarto.

Estas células “reparadoras” son una subpoblación de fibroblastos cardiacos que tienen un papel fundamental en la generación de la cicatriz de colágeno necesaria para evitar la ruptura de la pared ventricular, y la investigación revela de igual modo los mecanismos moleculares implicados en la activación de estas células y en la regulación de su función.

Este descubrimiento, en el que han participado también investigadores de Estados Unidos, Bélgica y Austria, permitirá, según indicaron en un comunicado, identificar nuevas dianas terapéuticas y desarrollar tratamientos dirigidos que permitan controlar el proceso de reparación del corazón luego del infarto.

El estudio se publica en el último número de Circulation, que es la principal revista científica de la Asociación Americana del Corazón.

Los fibroblastos cardiacos son uno de los componentes fundamentales del corazón y tienen un papel clave en el mantenimiento de la estructura y de la mecánica de ese órgano vital.

“Estudios recientes han demostrado que los fibroblastos cardíacos no responden de manera homogénea a la lesión cardiaca, por lo que el propósito de nuestro estudio ha sido determinar su heterogeneidad durante el remodelado del ventrículo dañado y entender los mecanismos que regulan la función de estas células”, indicó Felipe Prósper, responsable del estudio.

A través de técnicas de análisis transcriptómicos de célula única han podido identificar una subpoblación dentro de los fibroblastos cardiacos que han llamado Reparative Cardiac Fibroblasts (RCF) y que, cuando se sufre un infarto, se activa para dar una respuesta fibrótica por la que se genera una cicatriz de colágeno que evita la ruptura del tejido cardiaco.

En el estudio a nivel molecular, los investigadores han descubierto que los RCF se caracterizan por tener un perfil transcripcional único, es decir, un patrón de información específico para la expresión de los genes involucrados en su función cardiaca y entre los principales marcadores se ha identificado la proteína CTHRC1, la cual participa en la síntesis del colágeno y es crucial en el proceso de remodelación ventricular.

Los resultados sugieren a los investigadores que los RCF activan la cicatrización de la lesión cardiaca a través de la proteína CTHRC1, por lo que podría ser considerada como un biomarcador asociado al estado fisiológico del corazón dañado y una potencial diana terapéutica para pacientes que han sufrido un infarto o que padezcan cardiomiopatía dilatada.

Información Milenio, Excélsior, Reforma

Qs

Destacada

Encuentran 59 personas enterradas en fosas clandestinas en Guanajuato

Publicada

en

Esta disputa no solo ha dejado 3.438 víctimas de homicidios dolosos en los primeros nueve meses del año, sino también 2.483 personas desaparecidas y no localizadas, de acuerdo con datos de la Comisión Nacional de Búsqueda.

Las autoridades mexicanas informaron este miércoles el hallazgo de los restos de 59 personas enterradas en varias fosas clandestinas de Salvatierra, población del central estado mexicano de Guanajuato.

Llevamos encontrados 59 cuerpos en diversas fosas clandestinas, tenemos aún más posibles puntos positivos con lo cual seguiremos trabajando aquí en Salvatierra hasta que hayamos terminado el trabajo”, anunció la titular de la Comisión Nacional de Búsqueda de Personas (CNBP), Karla Quintana Osuna.

El hallazgo realizado en Salvatierra se suma al de finales de septiembre en el municipio de Irapuato, en donde fueron localizadas 17 bolsas de plástico con restos humanos, aunque todavía se desconoce a cuántas personas corresponden.

Desde hace un par de semanas, la CNBP junto con la Comisión Estatal de Búsqueda de Guanajuato (CEBP) recibieron reportes sobre la posibilidad de que hubiera cuerpos enterrados en fosas de un predio conocido como Barrio de San Juan, en Salvatierra.

A partir de eso, diseñaron y organizaron los trabajos de búsqueda mismos que comenzaron el 20 de octubre y hasta la fecha han sido encontrados 59 cadáveres, de los que entre 10 y 15 corresponderían a mujeres, estimó Quintana.

“Definitivamente este es el más grande que se ha tenido desde la creación de la Comisión y puede ser que en el estado de Guanajuato”, dijo el titular de la Comisión Estatal de Búsqueda, Héctor Díaz Esquerra.

En los primeros ocho días, se hicieron 52 excavaciones, precisó el funcionario estatal, al explicar que unas 80 personas se encuentran involucradas en las tareas, con jornadas que pueden ser de hasta 18 horas diarias.

Los cuerpos hallados son en su gran mayoría de hombres jóvenes, apuntó Karla Quintana, al confirmar que los restos humanos se quedarán bajo resguardo de la Fiscalía General del Estado de Guanajuato para poderlos identificar.

Hallan los restos de 59 personas en fosas de Salvatierra, Guanajuato

“Vamos a seguir ahí hasta que agotemos, tenemos información de otros puntos aledaños, los vamos a agotar, estamos trabajando de manera constante y no nos vamos a ir hasta agotar todo la información que tengamos hasta este momento”, aseguró.

El estado de Guanajuato, con aproximadamente 6 millones de habitantes, es considerada como la región más violenta del país desde el 2018, principalmente por la guerra que libran los grupos del crimen organizado Cártel Jalisco Nueva Generación y el Cártel Santa Rosa de Lima.

Esta disputa no solo ha dejado 3.438 víctimas de homicidios dolosos en los primeros nueve meses del año, sino también 2.483 personas desaparecidas y no localizadas, de acuerdo con datos de la Comisión Nacional de Búsqueda.

Información Milenio, Excélsior, Reforma

Qs

Seguir Leyendo

Destacada

¿Sabes de de dónde viene la frase “Me da para mi calaverita”?

Publicada

en

La influencia del Halloween proviene desde la celebración del Samhain por parte de los celtas y galos. “Se disfrazaban o pintaban para espantar al espanto y dejaban una vela para que los malos no pasaran”, menciona Mendoza.

Una de las tradiciones más significativas en México es el Día de Muertos y todas las actividades que rodean esta fecha se han convertido en parte de los mexicanos. Para los niños, el pedir calaverita es el momento más esperado para poder conseguir los dulces que tan gustosos se comerán después, pero… ¿sabes de dónde proviene la frase “me da para mi calaverita”?

El origen de la característica frase “me da para mi calaverita”, utilizada por los niños durante las primeras dos noches del mes de noviembre, a ciencia cierta no tiene un origen claro, pues son varías las teorías alrededor de esta.

Una de las versiones más reproducidas alrededor de la frase asegura que esta proviene desde la época prehispánica. En aquellos tiempos, se dice, un niño macehual no tenía recursos para poder colocar comida en la ofrenda de sus seres queridos; por tal razón, el pequeño decidió pintarse la cara y pidió ayuda o donaciones, la famosa “calaverita”.

Otra explicación señala que el niño macehual quedó huérfano y, tras no tener cómo alimentarse, salió a pedir su “calaverita” para así poder conseguir comida, recibiendo donaciones de comida y fruta.

Pese a las múltiples versiones que puedan existir, de acuerdo al especialista en antropología de la muerte, Erik Mendoza, entrevistado por El Universal, “se busca una pureza que no hay” en el origen de la frase y del Día de Muertos per se, pues los rituales referentes a la muerte, e incluso las fechas en las que se realizaban, eran muy distintos a la forma en que se representa en la actualidad.

Pedir calaverita, la influencia de dos mundos

Para Mendoza, el “pedir calaverita” podría tener dos influencias a destacar, una proveniente de la época novohispana y otra del propio Halloween, aunque con un peso europeo.

En el primer tiempo mencionado, señala el investigador, los creyentes ofrecían oraciones a reliquias, esto con el propósito de ser perdonados de sus pecados; sin embargo, esta actividad pasó a la posterior veneración de los difuntos, a quienes -las personas con recursos- le ponían sus respectivos altares, mientras que aquellos que no podían pagar, pedían su “calaverita” de lo que sobraba.

La influencia del Halloween proviene desde la celebración del Samhain por parte de los celtas y galos. “Se disfrazaban o pintaban para espantar al espanto y dejaban una vela para que los malos no pasaran”, menciona Mendoza.

Con el paso de los años, el Samhain pasó a ser la Víspera de todos los Santos (All Hallows Eve, en inglés) lo que finalmente dio pie al nombre de Halloween.

“Se van mezclando todas las tradiciones y llegan a México”, dice el especialista.

Por supuesto, la forma de pedir “calaverita” también ha cambiado con el paso de los años, pues pasó de utilizarse calabaza o chilacayote a ocuparse cajas de zapatos, calaveras de plástico o cabezas de personajes como el mounstro de Frankenstein o Chucky, el muñeco diabólico.

Como es posible ver, el origen de la frase “me da para mi calaverita” e incluso la celebración del Día de Muertos no es igual en todos los lugares, por lo que cada tradición debe ser respetada, ya sea en la Ciudad de México, Oaxaca o en cualquier estado de México y otros países.

Información: Milenio, El Universal

QS

Seguir Leyendo

Covid-19

Se contabilizan 92 mil 694 los casos positivos de Covid en Edomex

Publicada

en

Informa Secretaría de Salud que actualmente 19 mil 560 personas se encuentran como sospechosas de portar el virus SARS-CoV-2.

En el Estado de México la cifra de personas que se han recuperado de COVID-19 asciende a 56 mil 895 mexiquenses que han recibido su alta sanitaria, así lo informó la Secretaría de Salud estatal con corte a las 20:00 horas y recordó que la entidad continua en color naranja en el semáforo epidemiológico, es decir, el riesgo de contagio aún es alto.

La dependencia, encabezada por el Doctor Gabriel O’Shea Cuevas, informó que se contabilizan 92 mil 694 los casos positivos que fueron confirmados mediante una prueba de laboratorio, 19 mil 573 personas se encuentran en aislamiento domiciliario y 19 mil 560 son considerados como sospechosos de portar el virus SARS-CoV-2, casos a los que personal de salud mantiene bajo supervisión epidemiológica.

Señalaron que actualmente mil 670 mexiquenses reciben atención en hospitales de las diversas instituciones de salud de la entidad y mil 732 están internados en nosocomios ubicados en otras demarcaciones del país e indicaron que la cifra de fallecidos por este padecimiento asciende a 12 mil 824 y se contabilizan 122 mil 949 los casos que han resultado negativos.

Por su parte, el Gobernador del Estado de México, Alfredo Del Mazo Maza, informó que gracias al esfuerzo de todos es que ha podido disminuir el ritmo de contagios y la ocupación hospitalaria se mantiene por debajo de 43 por ciento, avances que, dijo, ha permitido retomar las actividades y recuperar más del 80 por ciento de éstas.

El mandatario estatal reiteró su reconocimiento al trabajo de médicos, enfermeras, técnicos analistas, laboratoristas, brigadistas, camilleros, paramédicos y de todo el personal del sector salud, quienes se esfuerzan con dedicación, profesionalismo y entrega.

Del Mazo Maza recordó que la única manera de seguir avanzando en la entidad es tomando las medidas preventivas como son el uso de cubrebocas, gel antibacterial, lavarse las manos de manera frecuente y mantener sana distancia, es decir de un metro a metro y medio entre personas.

La Secretaría de Salud hace un llamado a la población a que en caso de presentar síntomas de enfermedad respiratoria se comunique al número 800-900-3200, en donde especialistas le brindarán orientación e información actualizada sobre la enfermedad que produce el virus SARS-CoV-2 y canalizarán a la unidad médica correspondiente en caso de ser necesario.

Seguir Leyendo
.
.

Estado de México