La CNDH halló indicios que deben ser investigados, además de emitir sus recomendaciones en el caso.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), tras una investigación determinó que existieron violaciones a los derechos humanos tras el derrumbe del colegio Enrique Rébsamen luego del sismo del 19 de septiembre de 2017, además de asegurar que sí hubo actos que deben ser investigados como corrupción y negligencia.

Entre los agravios se identificó la violación al principio del interés superior de la niñez, a la legalidad, seguridad jurídica, integridad y seguridad personal, así como a la vida y a la verdad en contra de alumnos, docentes y personas que estaban en el inmueble.

Expuso que se identificaron diversos indicios que deberán ser investigados, como actos de corrupción e irregularidades, entre ellas correos electrónicos sobre los avances y autorizaciones que la alcaldía concedía al colegio para realizar y continuar las obras en un cuarto piso.

Detalló que se detectaron anomalías en la autorización de la Secretaría de Educación Pública (SEP) para que se impartieran los niveles de preescolar, primaria y secundaria sin cubrir todos los requisitos, uno de ellos el uso de suelo.

Por lo tanto, la CNDH emitió una recomendación por negligencia, falta de supervisión, acciones y omisiones en materia de seguridad estructural en el colegio Enrique Rébsamen, que colapsó en los sismos de 2017.

El organismo emitió además una recomendación dirigida al secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma; a la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, y a Patricia Elena Aceves, alcaldesa de Tlalpan, donde se ubica el plantel.

Sumado a ello, la CNDH consideró que el gobierno capitalino, a través de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi), no llevó a cabo la supervisión y acreditación del carnet que garantizara la seguridad del lugar.

Además, acreditó la falta de coordinación de parte de Protección Civil, para salvaguardar la vida e integridad de la población durante las acciones de rescate.

Es importante mencionar que a la alcaldía Tlalpan se le atribuyó responsabilidad por las irregularidades en el uso de suelo y visitas de verificación durante la construcción de las obras, omitiendo las normas de construcción.

En cada caso, recomendó la debida atención de las omisiones, así como la reparación los daños a los familiares y terceros afectados.

Por: Sarai Palma.

Con información de: La Razón y Notimex.