La Secretaría de Seguridad elabora una nueva iniciativa para combatir delitos de extorsión, en donde las primeras bases de datos son vendidas en el mercado negro por tan solo $500.

En México, donde desafortunadamente ya falló un intento por crear una base de datos registrando chips, se elabora una ley para sumarse a los 150 países en donde es obligatorio el registro de teléfonos de prepago bajo el argumento de que la medida ayuda a la lucha contra el crimen.

En cuestión de la telefonía celular existen únicamente dos formas de dividirlo: los países que obligan a los usuarios a registrar su tarjeta SIM y los que permiten comprarla para usarla de manera anónima.

México lo intento en 2009 pero fracasó porque no se tuvo control de la base de datos, la cual se vendía hasta por 500 pesos en el mercado negro, es por eso que ahora el gobierno trata de nuevo con una nueva iniciativa de ley que actualmente elabora la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana y que se suma a la tendencia que se ve en países de Europa y África.

El gobierno de Ciudad de México informó que tras reforzar las revisiones en reclusorios capitalinos para detectar y retirar teléfonos celulares, en poco más de un año se han incautado casi 2 mil dispositivos móviles.

Hazael Ruiz, subsecretario del Sistema Penitenciario de la capital del país, aseguró que la instrucción de la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, es incrementar las acciones para el retiró de objetos no permitidos, entre ellos celulares, chips, manos libres y sustancias prohibidas al interior de los reclusorios, así como evitar su ingreso en las aduanas.

Información: Milenio
Redacción Qs.