En la Ciudad de México, un grupo de comunicadores estuvieron a punto de perder su equipo de trabajo

 

Un grupo de reporteros informaron que una persona presuntamente en situación vulnerable se les acercó a “pedir una limosna”, pero al negarse fueron agredidos, con golpes en el rostro, y se echó a correr con la cámara que les arrebató, valuada en 900 mil pesos.

Elementos de la Policía Turística de la Secretaría de Seguridad de la Ciudad de México detuvieron al hombre implicado en el robo de una cámara de videograbación.

Esto ocurrió cerca de las 10:40 horas, cuando los policías tuvieron respuesta inmediata y localizaron al señalado; tras una persecución lo detuvieron y recuperaron el equipo, que el presunto ladrón dejó abandonado en una jardinera en su huida.

El ahora detenido, la cámara y la parte afectada fueron trasladados a la CUH-2 Coordinación Territorial del Seguridad Pública y Procuración de Justicia, donde se inició la carpeta de investigación correspondiente.

Redacción QS