La exsecretaria de Desarrollo Social se encuentra en audiencia ante la Fiscalía General de la República

Rosario Robles fue imputada por el desvío de recursos por 5 mil 73 millones 358 mil 846 pesos a través de 27 convenios con universidades autónomas, politécnicas, así como con sistemas de radio y televisión estatales durante su gestión como titular de la Secretaría de Desarrollo Social y de la Secretaría de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano.

La exservidora pública realiza una sesión de audiencia en el Centro de Justicia Penal Federal del Reclusorio Sur, ante la Fiscalía General de la República (FGR), donde fue acusada de ser omisa al haber sido informada por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) sobre las irregularidades presentadas en las dependencias que encabezó entre 2012 y 2018 y no darlo a conocer al presidente Enrique Peña Nieto.

La defensa de Rosario Robles tuvo un primer revés pues buscaba dejar fuera del proceso a la ASF con argumentos legales; sin embargo, el juez de control Felipe de Jesús Delgadillo concluyó que la Auditoría “sí tiene facultades para defender a la hacienda pública y ser parte de la investigación y el proceso”, por lo que se le debe reconocer el carácter de ofendido.

Con el fin de dar claridad al proceso, la defensa solicitó a la fiscalía precisar exactamente cuáles y cuántos eran los convenios en los que se involucra a su defendida, por lo que el juez de control decreto un receso de dos horas para continuar con los desahogos.

A las 17 horas se reiniciará la audiencia.

Información Excelsior.

Redacción QS.