Una estrategia fácil de implementar que aumenta los ingresos y reduce los costos.

De acuerdo con un artículo de Inc, el llamado “home office” o trabajo en casa, es la mejor forma, para las empresas, de reducir costos y de aumentar su producción, además, esta estrategia de administración se implementa fácilmente y actúa de forma inmediata.

En cuanto al aumento de productividad, un estudio de citado en el Harvard Business Review, reveló que quienes trabajan desde su casa completaron un 13.5% más labores que los de la oficina, siendo esto casi un día extra de trabajo, lo que, junto con otro estudio de Gallup, demuestra que los empleados muestran un mayor compromiso, lo que implica mayor productividad.

Home Office

Y en cuanto la reducción de costos, estos se asocian tanto al inmobiliario como al mobiliario de las oficinas, pues varios estudios reconocen que los empleados necesitan oficinas aisladas para lograr mejor concentración, lo que implica mayores adaptaciones, cosa que en la casa del personal se ven innecesarias pues quienes trabajan desde casa compran sus propios muebles de oficina.

Otros de sus beneficios incluyen la reducción de días de enfermedad y la deserción laboral, pues desde la comodidad del hogar, los niveles de estrés y malestar se reducen.

Finalmente, cabe destacar que, la implementación de esta estrategia dependerá del buen recibimiento y desarrollo de otros componentes tecnológicos o tendencias organizacionales integrados a la empresa.

Redacción Qs noticias
Fuentes: Forbes, TyNMegazines