Dice que se encuentra enojado desde hace tres años pues le faltan mucho el respeto al lugar.


Antonio Analco Sevilla, un hombre habitante de Santiago Xalitzintla, una de las comunidades más cercanas al Popocatépetl, asegura que desde pequeño recibió el don de dialogar con el volcán.


Por ello, se atrevió a decir que más allá del gobierno o la gente, él es quien porta el mensaje de Don Goyo, pues explicó, que muchos son los rumores sobre las fases en las que se encuentra su actividad, sin embargo, reafirma que no pasa nada.


El hombre reveló que todo esto comenzó con sueños donde el veía a un señor grande, con canas, relata, hasta que un día en las laderas se encontró al mismo hombre quien se presentó como Gregorio Chino Popocatépetl, desde entonces Antonio se convirtió en el emisario del volcán, además de ser, según su testimonio, proveedor ya que cada 12 de marzo le hace llegar distintas ofrendas, para que la montaña se alimente y se cubra en su día a día.


Aseguró que desde hace tres años el Popocatépetl está enojado porque en la parte alta fue colocada una cruz y seguirá así hasta que sea eliminada, además de que dice le faltan al respeto al lugar al drogarse o emborracharse ahí.


En esos diálogos, que tanto presume, cuenta el hombre que Don Goyo le dio recomendaciones simples, entre las que le ordenó jamás correr, nunca abandonar la montaña ni a su pueblo, porque el viento se llevaría lejos las cenizas, sin hacer daño a sus vecinos.


Por: QS Redacción.


Con información de: El universal.