Son acusados por su presunta responsabilidad en el delito de tortura contra la periodista, Lydia Cacho.

Un Tribunal Federal ordenó la aprehensión del ex gobernador de Puebla, Mario Marín, así como del empresario Kamel Nacif, por su probable responsabilidad en el delito de tortura contra la periodista Lydia Cacho.

Los hechos se suscitaron en el año 2005 cuando la periodista fue detenida, por ser acusada de difamación y calumnias, esto según lo señalado por Kamel Nacif, a causa de una publicación del libro “Los demonios del edén”, en el que Lydia describió fiestas en las que, supuestamente, se pervertía a menores de edad.

Parte de las evidencias que concretan esta orden, fueron las llamadas entre Kamel Nacif y Mario Marín, donde se manifiesta su apoyo para imponerle un correctivo a la periodista.

A esta orden, se le suman Juan Sánchez Moreno y Hugo Adolfo Karam, quienes fueron acusados por el mismo delito.

Por: QS Redacción.

Con información de: Milenio.