Los padres de Jair Soto Garduño, joven de 15 años que el pasado jueves fue atropellado por dos sujetos que circulaban a exceso de velocidad, y bajo los influjos del alcohol, sobre Paseo Tollocan, exigen justicia para el menor y una indemnización de por vida ya que, derivado del incidente a la víctima le fueron amputadas ambas piernas.

 

El accidente se registró la tarde del pasado jueves, a la altura de la zona de Crisa, casi en el cruce con avenida Tecnológico, cuando el conductor de una camioneta blanca y su copiloto circulaban a exceso de velocidad y, mientras Jair esperaba el camión para ir a su casa, fue atropellado y prensado por la camioneta blanca con matrícula MKB7697.

De acuerdo con Carlos Soto González, padre de Jair, hasta el momento, pese a que existe una denuncia con el número de carpeta TOL/HTH/01/MPI/443/00433/19/03, no se ha llevado el caso con el debido proceso, ya que el presunto responsable es hijo de una funcionaria del área de Derechos Humanos de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) y de encuentra en libertad.

El padre de la víctima exige una indemnización de por vida a los presuntos responsables, quienes asegura manejaban bajo el influjo del alcohol y otras sustancias y que sean detenidos, cubran con los gastos médicos ya que a su hijo le cambio la vida para siempre.

En tanto, Miriam Garduño, madre del menor, quien estudia en CBTIS 203 de Metepec, informó que, desde el momento del accidente fue internado en una clínica de Metepec, donde fue intervenido quirúrgicamente y se le amputaron las dos piernas y, pese a que su evolución ha sido favorable, no volverá a caminar.

Por: Erick González