Extraterrestres

De acuerdo con datos de un vidente brasileño, este 20 de julio los humanos podrían establecer contacto con una comunidad angelical del sistema solar.

Aunque a algunos le pueda sonar demasiado loco, hace 50 años un médium brasileño llamado Francisco Cándido Xavier compartió una siniestra profecía que podría cumplirse el 20 de julio de este 2019.

Resulta que Cándido Xavier, también conocido como Chico Xavier, hizo una predicción el mismo año en que el hombre pisó la luna, hablamos de 1969.

Extraterrestres

Este hombre de origen brasileño predijo ese mismo año que el hombre establecería contacto con la raza humana, según el profeta, existe una comunidad angelical del sistema solar cuya misión es poner a prueba a la humanidad, además, tiene información privilegiada sobre otras civilizaciones.

Como no podía ser de otra manera, las redes se han hecho viral la noticia para que, en el hipotético caso de que esto ocurra, a nadie le pille desprevenido.


Cabe mencionar que en su momento, el teólogo evangélico Kenton Beshore, también presidente de la World Bible Society, afirmó que, según una serie de mensajes ocultos en la Biblia, el fin del mundo llegaría antes del año 2021 e incluiría una violenta invasión extraterrestre.

Esta extraña predicción se basó en varios versículos de la Biblia que presagiaban la llegada de fuertes voces y luces dirigidas desde el cielo, anunciando la segunda venida de Jesucristo a la Tierra.

Con estos datos, las redes sociales han enloquecido y miles de usuarios ya han comenzado a debatir sobre las posibilidades y consecuencias de este contacto extraterrestre.
Así es la profecía completa:

“Nuestro Señor deliberó conceder una moratoria de 50 años a la sociedad terrena iniciada 20 de julio de 1969, y, por tanto, a terminarse en julio de 2019.

Jesús ordenó a sus emisarios celestes se empeñarán más directamente en el mantenimiento de la paz entre los pueblos y las naciones terrestres, con el fin de colaborar para que nosotros ingresáramos más rápidamente en la comunidad planetaria del Sistema Solar, como un mundo más regenerado, al final de ese período.

Algunas potencias angélicas de otros orbes de nuestro Sistema Solar temieron la dilación del plazo extra, y fue entonces que Jesús, en su sabiduría, resolvió establecer una condición para los hombres y las naciones de la vanguardia terrestre.

Según la imposición de Cristo, las naciones más desarrolladas y responsables de la Tierra deberían aprender a soportar unas a otras, respetando las diferencias entre sí, absteniéndose de lanzarse a una guerra de exterminio nuclear. La cara de la Tierra debería evitar a toda costa la llamada III Guerra Mundial.

Según la deliberación de Cristo, si y sólo si las naciones terrenas, durante este período de 50 años, aprendieran el arte de la buena convivencia y de la fraternidad, evitando una guerra de destrucción nuclear, el mundo terrestre estaría finalmente admitido en la comunidad planetaria del Sistema Solar como un mundo en regeneración”.

¿Tú que opinas? ¿Estamos listos para la comunidad celestial?

Por: QS Redacción.
Con información de: Pubimetro.