Se explicó que en enfermedades como la demencia y el parkinson, la proteína alfa- sinucleína forma los cuerpos de Lewy

Según una investigación realizada por Gregorio Rafael Benítez Peralta, académico de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la extirpación del apéndice podría prevenir el mal del Parkinson, esto podría deberse a la proteína alfa- sinucleína.

Esta proteína es una característica patológica de esa enfermedad y estrechamente relacionada con su inicio y progresión, misma que el apéndice contiene en grandes cantidades por lo que estudios recientes sugieren que su extirpación podría prevenir la afección.

Se explicó que en enfermedades como la demencia y el parkinson, la proteína alfa- sinucleína forma los cuerpos de Lewy, es decir, depósitos de proteínas que se forman en células nerviosas de las regiones cerebrales vinculadas al movimiento, memoria y pensamiento.

El académico recordó que la función del apéndice siempre ha sido un misterio, pero investigaciones recientes señalan que quizá desempeña un papel en el sistema digestivo y en el inmune, al actuar como un depósito de bacterias valiosas, que se alistan cuando el tracto intestinal pierde su función. “una flora intestinal benéfica”.

Señaló también que el appendix vermiformis (como se conoce científicamente debido a que tiene forma de vermis, gusano o tornillo) es una porción del intestino grueso localizado cerca de la terminación del intestino delgado y donde comienza la otra porción del intestino llamado “ciego” que es una bolsa cerrada.

Benítez Peralta señaló que la apendicitis aguda representa la patología quirúrgica más común en la infancia y se presenta en uno o dos casos por cada 10 mil niños menores de cuatro años, y 25 casos por cada 10 mil de cuatro a 17 años.

Información: Proceso.
Redacción Qs.