La revista “Nature” publica el análisis más completo del genoma del cáncer, lo que servirá para diseñar nuevas líneas para su diagnóstico y tratamiento.

No hay dos tumores iguales, esto se debe a que existen variaciones genéticas en las células cancerosas individuales, para comprender estas variaciones en detalle y adaptar mejor las terapias a las necesidades individuales de los pacientes.

El consorcio Pan- Cancer Analysis of Whole Genomes (PCAWG), decidió hace varios años rastrear los patrones de mutación comunes en los genomas de alrededor de 3.000 pacientes con cáncer.

Los datos se presentan hoy en “Nature” y constituyen el análisis más completo realizado hasta la fecha del genoma del cáncer, una información que mejora notablemente la comprensión de esta enfermedad y, lo más relevante, muestra las nuevas líneas para el diseño de innovadoras herramientas de diagnóstico y tratamiento personalizado.

Este análisis se detalla en seis artículos publicados esta semana, como parte de una colección de 23 investigaciones; “El hallazgo más sorprendente es lo diferente que resulta el genoma del cáncer de una persona del de otra”, explica Peter Campbell, investigador en el Wellcome Sanger Institute de Reino Unido y autor de uno de los nuevos estudios.

“Miles de combinaciones diferentes de mutaciones causan cáncer; más de 80 procesos subyacentes distintos generan esas mutaciones, como envejecimiento, causas hereditarias o estilo de vida”, añadió. Sin embargo, uno de los temas más interesantes que han surgido ahora es que se puede empezar a discernir patrones recurrentes entre toda la complejidad”.

Así, los expertos han podido identificar al menos una mutación causal en el 95% de los pacientes, y para muchos tumores entre 5 y 10. De ahí que estas mutaciones conductoras- aquellas que le confieren una célula cancerígena mayor capacidad de crecimiento- puedan ser objetivos para el desarrollo de nuevos medicamentos.

Redacción Qs.
Información: El Universal y ABC Enfermedades.