Si tuviste un mal día, recuerda que mamá siempre será una solución.

Una investigación de la Universidad de Wisconsin-Madison reveló que los niveles de la hormona, conocida como oxitocina, aumentan significativamente en una persona luego de recibir una llamada telefónica de su madre.

La respuesta es similar cuando existe el contacto físico, así lo indica la antropóloga, Leslie Seltzer.

En el estudio, publicado en la revista Proceedings of the Royal Society, los investigadores examinaron los niveles de oxitocina después de un periodo de estrés, para ello, los participantes realizaron una serie de problemas matemáticos frente a un panel de extraños, lo que provocó un incremento de sus niveles de cortisol, una hormona asociada al estrés.

Una vez estresados, un tercio de las personas fueron confortadas por sus madres a través de abrazos.

Otro tercio vio un video de 75 minutos sin emociones.

El resto recibió una llamada telefónica de su mamá.

Según los resultados del estudio, las personas que pudieron interactuar con sus madres ya sea en teléfono o en persona tuvieron la misma respuesta hormonal, incrementando los beneficios del alivio y sus niveles de cortisol, señaló el profesor y coautor de la investigación, Seth Pollak.

Por: QS Redacción.

Con información de: El Universal