La mujer fue reconocida luego de que circularan varias fotografías en redes sociales donde se le mostraba con armas de fuego de grueso calibre y lujos extravagantes.

Claudia Ochoa Félix, conocida como “La Emperatriz de Los Ántrax”, no fue asesinada, murió asfixiada por broncoaspiración, dio a conocer la Fiscalía General de Sinaloa tras la realización de la necropsia.

El fiscal Juan José Ríos Estavillo, aclaró que se logró determinar que el alcohol y otras sustancias que ingirió horas antes de ser localizada sin vida, fueron las causantes de su muerte al sufrir una broncoaspiración; según testigos, la mujer estuvo en un centro nocturno y después en su apartamento en Sinaloa.

El cuerpo de la llamada “Emperatriz de Los Ántrax” fue encontrado sin vida el sábado por la noche, al interior de un exclusivo departamento en el sector de la Isla Musala.

Cabe mencionar que Claudia Ochoa Félix no contaba con ninguna averiguación en su contra y que tampoco se le investigaba por la portación de armas de fuego, con las que aparecía en sus redes sociales.

En 2014, Claudia Ochoa Félix fue apodada “La Emperatriz”

“Los Ántrax” y era el brazo armado de Ismael Zambada, líder del Cártel del Pacífico, conocidos por ser extremadamente violentos. Actualmente pocos de sus integrantes permanecen con vida, y quien era su líder, José Rodrigo Aréchiga Gamboa, apodado “El Chino Ántrax”, fue detenido en diciembre de 2013 en Holanda.

Información Excélsior.

Redacción José Leal.