Esto después de que la PGR reclasificara los delitos por los que se le acusa

La Procuraduría General de la República presentó las imputaciones y pruebas en contra del exgobernador de Veracruz y reclasificó los delitos de los que se le acusa.

Antes se le acusaba de lavado de dinero y delincuencia organizada, ahora, con la reconfiguración de delitos que hizo la PGR, se le señala como supuesto responsable de asociación delictuosa y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Los delitos por los que ahora se le acusa no son graves y podría enfrentar su proceso en libertad, sin embargo, la PGR solicitará al juez que aplique la medida cautelar de prisión preventiva para evitar que Javier Duarte intente evadir a la justicia, como lo hizo cuando huyó a Guatemala poco antes de terminar su mandato como gobernador de Veracruz.

Entre los datos de prueba que la PGR presentó contra Duarte se encuentra la declaración de cuatro amigos y excolaboradores de Duarte, estados de cuentas bancarias, documentos públicos de la constitución de empresas, datos de instituciones ubicadas fuera de México y escrituras públicas de empresas.

La defensa de Duarte dijo que estaba a la espera de conocer por qué delitos se pretendía acusar al exmandatario de Veracruz.

Ahora, el juez valorará los datos de prueba y ordenará las diligencias de desahogo y al final de la etapa el juzgador puede emitir el auto de apertura de juicio oral, con lo que comenzaría oficialmente el juicio.

Por Braulio Luna