Juez federal bloquea decisión de Trump para cancelar DACA, dando respiro a dreamers.

Por: Viridiana Alarcón.

 

Después de los intentos de Donald Trump por frenar el programa DACA, que apoya a más de 800 mil dreamers, el juez federal de distrito de Estados Unidos, William Alsup, tomó la opción de bloquear la decisión del presidente estadounidense, ya desde septiembre del año pasado, con el fin de aplazar este proceso y que los dreamers puedan seguir siendo beneficiarios, obligándolo a mantener el programa inicial con cada uno de sus acuerdos.

Al ser tomada está medida cautelar, la Casa Blanca no puede dejar en desamparo a los dreamers, al menos en lo que se arreglan los juicios de las demandas expuestas.

El programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en ingles), lleva en marcha desde 2012, impulsado principalmente por el expresidente Obama, reclutando para 2015 más de 790 mil dreamers, además de una larga lista de solicitudes para formar parte del proyecto, quienes son jóvenes migrantes provenientes de muchos países, pero llegaron a E.U. siendo muy pequeños.

DACA le ofrece a los dreamers la seguridad de que no serán deportados y les ofrece una autorización para conseguir empleo en territorio americano, lo que les facilita la búsqueda de trabajo a los jóvenes aspirantes, así como la oportunidad de estudiar y prepararse profesionalmente, mientras sus padres se desenvuelven en sus empleos.

Para obtener estos beneficios, los aspirantes deberán demostrar que llegaron a E.U. teniendo menos de 16 años y que no tengan ningún registro de delito menor en su historial.

William Alsup comentó que “probablemente sufrirían un daño grave e irreparable”, ya que el programa cuenta con una gran cantidad de dreamers universitarios, además de que para su decisión consideró las demandas presentadas en California, para evitar que el presidente Donald Trump dé por terminado el programa.

A los dreamers que se les acabó el plazo con DACA hace seis meses también se les dio una prórroga para solicitar otro plazo de dos años, y el presidente Trump mencionó ayer que apoyará una reforma migratoria en dos fases: la primera que regularice la situación de los dreamers y otra que modificará el sistema de migración.