Titus Ekiru hizo historia al romper el récord del evento

Con un tiempo oficial de 2:10.38 horas, Titus Ekiru comandó la armada keniana que vistió el podio en la Maratón de la Ciudad de México 2018 y se hizo del sitio de honor, considerado como récord histórico de la competición.

Sus compatriotas Edwin Kipngetich Koech, con 2:12.35 horas, y Matthew Kipkoech Kisorio, con 2:13.14, completaron el grupo keniano que subió al podio en el Estadio Olímpico de Ciudad Universitaria.

El africano marcó su ritmo desde el inicio de la competición. No tuvo complicaciones para meterse a la historia de la justa, ya que con su crono se convirtió en el mejor de la carrera. El año pasado el etíope Fikadu Kebede hizo 2:17:28 horas.

Fue una fría mañana con asfalto mojado y con ligeros destellos de sol fue el escenario que acompañó a los corredores, que tomaron la salida en el Zócalo capitalino, a un costado de la Catedral Metropolitana. Con el paso del tiempo el clima fue mejor y a partir del kilómetro 15 ya un grupo de 10 elementos comenzó a tomar el control.

El etíope Kebede, quien el año pasado se agenció el título de la justa, ahora planteó su conocimiento del trazado para despejar la incertidumbre y jalar al grupo de africanos pero no pudo lograr el liderato tras los 42,195 metros.

Ekiru hizo una carrera inteligente, porque no se desesperó a pesar de tener como rivales a sus compatriotas; la idea era ganar y así lo hizo. El objetivo se cumplió porque Kenia se apoderó del podio.

Una justa con historia en donde se han escrito hazañas y anécdotas, como el caso del maratonista morelense Marcos Efrén Zariñana, mejor conocido como “La Pulga”, quien en 1985 de corredor se convirtió en rescatista, tras el sismo del 19 de septiembre de ese año.

Con información de Notimex
Redacción QS