Después del debate sobre esta iniciativa de ley

En un ambiente de nerviosismo por lo cerrado que se prevé el resultado, el Congreso de Argentina lleva a cabo este miércoles la sesión en la que, por primera vez en su historia, votará un proyecto de ley para legalizar el aborto.

La sesión en la Cámara de Diputados comenzó a las 11H30 locales (14H30 GMT) y puede extenderse hasta por 20 horas, hasta el amanecer del jueves. En caso de un voto a favor, el proyecto de ley que permite el aborto libre hasta la 14 semana de gestación debe pasar luego a la aprobación del Senado.

“Hay razones de salud pública. Tuvimos tres ministros de Salud, los tres con visiones distintas por pertenecer a gobiernos distintos, y en esto coincidían: la legalización del aborto mejora la atención de salud de las mujeres argentinas”, aseveró al instalar la sesión el diputado oficialista Daniel Lipovetzky, quien ha estado a cargo de los debates.

Hasta ahora en Argentina el aborto está permitido únicamente en caso de violación o de riesgo para la vida de la mujer.

“Más allá de las buenas intenciones, (el proyecto de ley) subvierte un orden biológico, biomédico, jurídico e histórico de la nación”, criticó el diputado Horacio Goicoechea, de la Unión Cívica Radical, aliada del gobierno de Mauricio Macri.

Argentina, país del papa Francisco y de fuerte influencia de la Iglesia católica, fue pionera en América Latina en aprobar el matrimonio igualitario.

Pero el tema del aborto no había sido discutido nunca antes en el parlamento.

Aunque se ha declarado “a favor de la vida”, el propio Macri alentó el debate, luego de que fracasaran siete intentos en anteriores gobiernos.

“Final abierto”

Las posiciones en el parlamento han sido, desde el primer día, independientes de las afiliaciones políticas. Este miércoles, los que apoyan el proyecto llevaron pañuelos o brazaletes verdes, en contraste con los celestes que exhiben los contrarios.

“Nuestra función es escuchar. No es una decisión personal, sino de lo que nosotros representamos. Escuchando a los distintos sectores de la provincia de Buenos Aires tomé la decisión de acompañar”, anunció a las puertas del Congreso el diputado Fernando Espinoza, de la agrupación peronista Unidad Ciudadana.

De los 257 diputados, 126 se habían manifestado en contra y 123 a favor. Minutos antes del inicio de la sesión, varios de los indecisos anunciaron sus posiciones, sin que quede claro aún qué postura tendrá la mayoría.

“Hay un final abierto. Estamos viéndolo con mucha ansiedad”, confesó la diputada Brenda Austin, de la Unión Cívica Radical.

Por Alonso Moreno
AFP Copyright 2018