Cada 10 de octubre se celebra el Día Mundial de la Salud Mental, cuyo lema este año es “La salud mental en el lugar de trabajo”.


Por: L.A. Belasko.

El objetivo es reflexionar y romper esos estigmas entorno a problemas como pueden ser la ansiedad o la depresión, que afecta a más de 300 millones de personas en el mundo.

El trabajo es un entorno muy importante para hablar de la salud menta y enfermedad, aunque sigue siendo tabú para atender, la salud mental en el trabajo.

Los procesos competitivos globales han causado estrés asociado con el trabajo y trastornos relacionados.

Una de cada cinco personas en el trabajo puede padecer un problema mental. Estos impactan directamente los lugares de trabajo, causando ausentismo, perdida de productividad y altos costos de atención de la salud.

La depresión en el trabajo es la causa principal de reducir productividad, de la cual se puede abatir mediante sensibilización en temas de salud mental, modificando los factores de riesgo de estrés en el trabajo, ser perceptivo y flexible a las necesidades de sus empleados así como combatir el estigma y fomentar la discusión abierta sobre sus problemas con el trabajo.

Todos somos responsables de fomentar una cultura de dignidad, respeto e inclusión en el trabajo. Se dice que los prejuicios son peores que la enfermedad.