Hasta 100 toneladas de basura al mes llegan a desazolvar los municipios de sus caudales y alcantarillas

Más dos mil 400 toneladas de basura retiró la Comisión del Agua del Estado de México (CAEM) antes del inicio formal de la temporada de lluvias, el pasado 15 de mayo; sin embargo, por separado, los ayuntamientos a través de sus organismos de agua y saneamiento siguen reportando retiro de basura de cauces y alcantarillas.

El Organismo de Agua y Saneamiento de Toluca retira en promedio, a la semana, entre 30 y 40 toneladas de basura y desechos sólidos de los drenajes, ríos y canales a cielo abierto, cifra que indicaron las autoridades municipales podría ascender durante este fin de semana derivado de las fiestas patrias.

Municipios como Metepec, Lerma y Ocoyoacac mantienen el desazolve de sus caudales y alcantarillas de manera periódica durante esta temporada de lluvias recolectando hasta 100 toneladas al mes lo que provoca y coadyuva a las inundaciones en vialidades con las precipitaciones.

De acuerdo con el Atlas de Inundaciones de la entidad durante la presente temporada se registra un aumento de entre 28 y 30 por ciento en la magnitud de las precipitaciones con respecto al año anterior debido a la presencia del fenómeno de “El niño”.

Se estima que 18 mil 067 habitantes de la entidad por el lugar que habitan son susceptibles a padecer inundaciones o encharcamientos.

Los puntos más riesgosos son los aledaños al Río Lerma y San Mateo Atenco; las barrancas de Hueyatlaco y El Negro en Huixquilucan; la colonia General Vicente Villada en Nezahualcóyotl; la Presa Ángulo en Cuautitlán Izcalli; Santa María Chiconautla y Jardines de Morelos en Ecatepec.

QS