La intensa temporada de incendios obligó al gobierno del Estado a adquirir nuevo equipamiento para los combatientes forestales; con invitación restringida y sin que los proveedores tuvieran conocimiento del tema.

En el gobierno del Estado de México se cuece un oscuro procedimiento para la adquisición de equipo y herramientas de los combatientes de los incendios forestales que, por cierto, este año han tenido arduo trabajo y se han arriesgado en demasía por la enorme cantidad de conflagraciones que se registraron en los bosques mexiquenses.

Es en la Dirección de Recursos Materiales del Poder Ejecutivo mexiquense donde hay indicios de que se pretende favorecer a ciertas empresas que, según datos recabados, no cumplen con los mínimos requisitos, experiencia y trayectoria en la dotación de equipos especiales de los combatientes.

Informes hechos llegar a este medio de comunicación señalan que la compra de herramientas tiene dos toques de preocupación: uno, que es a invitación restringida y dos, que a los proveedores que se invitaron no tienen el menor conocimiento del tema, dejando fuera a empresas especializadas en este tipo de equipamiento.

La intensa temporada de incendios obligó al gobierno del Estado a adquirir nuevo equipamiento para los combatientes forestales; bien por la decisión, pero, ¿sabrá el gobernador Alfredo del Mazo Maza y el secretario de finanzas, Rodrigo Jarque Lira, que los funcionarios de la Dirección de Recursos Materiales están maquinando un desaseado proceso de compra?, cuidado, no vaya a salir más caro el caldo que las albóndigas.

Redacción Qs.