La reproducción natural no es el único camino, aseguran científicos.

Un equipo de científicos y médicos en Países Bajos se encuentra desarrollando un útero artificial, el cual se planea, sustituya las incubadoras. La función principal de este equipo médico, sería terminar el desarrollo correcto de bebés extremadamente prematuros.

El ginecólogo del Máxima Medical Centre, Guid Oei, explicó: “El útero artificial es un entorno líquido lleno de agua y todo tipo de minerales, por lo que el bebé obtiene el oxígeno y los nutrientes a través del cordón umbilical, justo como cuando estamos en el entorno natural. Mantenemos al bebé ahí durante varias semanas. El bebé crece, y a las cuatro semanas volvemos a hacer el nacimiento. Eso podría salvar muchas vidas”.

Asimismo, la diseñadora social, Lisa Mandemaker, que también se encuentra trabajando con el hospital universitario, dijo que para el proyecto tuvieron que pensar en un diseño para salvar al bebé, y para tenerlo totalmente fuera del útero femenino, por lo que se usaron cinco globos enormes donde estarían los bebés “de cierta manera, nadando en sus propios fluidos”.

Por otro lado, el desarrollo de estas tecnologías, que podrían ser utilizadas dentro de 10 años, ya plantea cuestiones éticas sobre la futura “fabricación” de bebés, puesto que existe una muy arraigada concepción sobre la reproducción natural.

Redacción Qs noticias

Fuentes: Primera edición, BBC