Suman en el país 3.433 casos de dengue desde enero y hasta el 22 de junio

Alba Bencosme llora la muerte de su hija por dengue, enfermedad que roza el umbral epidémico en República Dominicana. Pese a su desenfrenada propagación, las autoridades aún no declaran una epidemia y colocan decesos como este en “estudio”.

Suman en el país 3.433 casos de dengue desde enero y hasta el 22 de junio, frente a 1.558 en todo 2018, según un boletín del Ministerio de Salud Pública, que contabiliza tres niños muertos.

Los menores de 15 años representan 86% de los afectados.

El caso de Luz Alba, la hija de Alba Bencosme, está “en proceso de investigación”, por lo que no forma parte de los registros oficiales, señaló a periodistas el ministro de Salud, Rafael Sánchez Cárdenas.

Sin embargo, los médicos que trataron a la niña, de cinco años, confirmaron a la familia que contrajo la enfermedad transmitida por el mosquito Aedes aegypti.

“Autopsia médico legal en estudio”, reza el certificado de defunción que muestra Bencosme a la AFP, al cuestionar que se omita la causa del deceso.

Alarmados por la fiebre de la menor de sus tres hijos, Bencosme y su esposo la llevaron al hospital infantil Robert Reid Cabral en Santo Domingo, capital de la nación isleña.

Es el único centro del país con recursos para enfrentar una potencial epidemia de dengue, pero sus 40 camas resultan insuficientes para la cantidad de niños que abarrotan la emergencia.

Las autoridades aún no declaran una epidemia, pero sí han pedido a la población extremar medidas contra el mosquito que se propaga con facilidad en las fuentes de agua.

Observando una foto de Luz Alba, que comenzaría la primaria, Bencosme asegura que durante los 11 días que su hija permaneció hospitalizada vio morir a otros ocho niños por dengue.

“Mi hija murió de dengue, no sé por qué no lo quieren reconocer”, afirmó.

Información AFP.

Redacción QS.