Nicola Carradi y Horacio Corbacho, ambos sacerdotes católicos, fueron sentenciados a 42 y 45 años de prisión, respectivamente, por el abuso sexual de niños sordos en un colegio de Argentina.

Hace tres años, un escándalo sacudió a Argentina, y es que dos sacerdotes católicos abusaron sexualmente de niños sordos en un colegio de la provincia de Mendoza, por lo que se dio a conocer que el sacerdote Italiano Nicola Corradi, de 83 años y el cura argentino Horacio Corbacho recibieron una pena de 42 y 45 años respectivamente.

El veredicto, que puede ser apelado, se dio a conocer después de un juicio histórico que duró más de tres meses y en el que se ventilaron los aberrantes hechos sufridos entre 2005 y 2016 por una decena de alumnos del Instituto Antonio Próvolo para niños sordos y con problemas de audición en la localidad mendocina de Luján de Cuyo.

A pesar de estos casos que tienen como protagonistas a dos clérigos en su tierra natal, el papa Francisco no ha hecho comentarios públicos ni declaraciones al respecto.

Información: Excelsior.
Redacción Qs.