Fueron atacados mientras iban a entregar ayuda humanitaria

La Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR) condenó enérgicamente este lunes el asesinato de tres policías y un socorrista perpetrado el domingo por un comando en el sureño estado de Guerrero.

El ataque en el que otros seis voluntarios resultaron heridos de bala “es completamente inaceptable y nos unimos a la Cruz Roja Mexicana para solicitar una investigación inmediata”, denunció la FICR en un comunicado distribuido en Ginebra, Suiza.

La misión de los integrantes de la Cruz Roja es “servir a los más vulnerables. Los voluntarios humanitarios y el personal no son un objetivo”, enfatizó.

Policías y paramédicos de la Cruz Roja mexicana se trasladaron el domingo a una cancha del municipio de Taxco para entregar ayuda humanitaria, como cobijas y medicinas, a la población de escasos recursos.

Sorpresivamente un comando integrado por 20 hombres llegó en camionetas a la cancha y abrió fuego provocando la muerte de tres policías y un voluntario de la Cruz Roja, y dejó heridos a otros seis socorristas.

Guerrero es uno de los estados más violentos de México, en el que se enfrentan células criminales autónomas surgidas de cárteles de las drogas que se han visto diezmados en los últimos años pero que buscan recomponerse.

Según cifras oficiales, la violencia ligada al narcotráfico ha dejado más de 200.000 muertes violentas en México desde diciembre de 2006, cuando el gobierno federal lanzó un polémico operativo militar antidrogas.

La estadística no detalla cuántos casos estarían ligados al crimen organizado.

Por Redacción QS Noticias

Copyright AFP 2018