Contáctenos

Destacada

Covid provoca interrupciones en servicios de protección a menores en el mundo: UNICEF

Publicada

en

Incluso antes de la pandemia, la exposición de los niños a la violencia era muy generalizada, como demuestra el hecho de que casi la mitad de los niños del mundo sufría castigos corporales en su hogar

El cierre de las escuelas y las restricciones a los desplazamientos han obligado a algunos niños a quedarse encerrados en casa con sus agresores, cuyo nivel de estrés no dejaba de aumentar. La consecuente repercusión sobre los servicios de protección y los trabajadores sociales hace que los niños no tengan a quién acudir para pedir ayuda”.

A medida que los países adoptaban medidas de prevención y control para contener la COVID-19, muchos servicios vitales de prevención y respuesta a la violencia se suspendían o se interrumpían en consecuencia. Más de la mitad de los países notificaron interrupciones en la gestión de los casos, los servicios de remisión y las visitas de los trabajadores sociales y los encargados del bienestar de la infancia a los niños y las mujeres en riesgo de sufrir abuso. Los programas de prevención de la violencia, el acceso de los niños a las autoridades de bienestar infantil y los servicios nacionales de líneas de asistencia también han resultado afectados en muchos países, según revelan las respuestas.

Incluso antes de la pandemia, la exposición de los niños a la violencia era muy generalizada, como demuestra el hecho de que casi la mitad de los niños del mundo sufría castigos corporales en su hogar; cerca de tres de cada cuatro niños de entre 2 y 4 años eran sometidos a distintas formas de disciplina violenta; y una de cada tres niñas adolescentes de entre 15 y 19 años había sufrido abusos por parte de su compañero sentimental en algún momento de su vida.

Los estudios de anteriores epidemias y crisis revelan los devastadores efectos que estas tienen sobre la denuncia de los casos de violencia contra los niños y la prestación de servicios relacionados. Durante el brote de ébola en África Occidental, por ejemplo, las estructuras y los mecanismos comunitarios dedicados al bienestar infantil se debilitaron, y las respuestas en materia de protección de la infancia se retrasaron o resultaron afectadas de otro modo. Además, durante pandemias de la salud como la de COVID-19, la limitación del contacto con las redes de apoyo informales como los amigos, los maestros, las personas encargadas del cuidado de los niños, los familiares y los miembros de la comunidad aumenta la vulnerabilidad de los niños y las familias.

En respuesta, UNICEF está ayudando a los gobiernos y a las organizaciones asociadas a mantener y adaptar servicios fundamentales de prevención y respuesta para los niños afectados por la violencia durante la COVID-19. Por ejemplo, en Bangladesh, UNICEF ha distribuido artículos de higiene personal como mascarillas, geles hidroalcohólicos y protectores oculares para los trabajadores sociales, a fin de que puedan ayudar en condiciones de seguridad a los niños que viven en la calle, en los barrios marginales y en zonas afectadas por el clima y de difícil acceso, así como para contratar y capacitar a trabajadores sociales suplementarios para la línea telefónica directa 1098.

“Los sistemas de protección de la infancia ya estaban teniendo dificultades para prevenir y responder a la violencia contra los niños, pero la actual pandemia mundial ha agravado el problema y ha interrumpido la labor de quienes debían proteger a los niños que están en peligro”, añadió Fore. “Demasiados niños dependen de los sistemas de protección de la infancia para estar a salvo. En momentos de crisis, los gobiernos deben tomar medidas inmediatas y a largo plazo que protejan a los niños de la violencia. Por ejemplo, deberían reconocer a los trabajadores de los servicios sociales como trabajadores esenciales e invertir en este colectivo; fortalecer las líneas telefónicas directas; así como facilitar la disponibilidad de los recursos de crianza positiva”.

Información Unicef

Qs

Covid-19

Edomex registra de 88 mil 846 personas con Covid

Publicada

en

Registran autoridades 88 mil 846 personas, quienes tras una prueba de laboratorio, resultaron positivas al virus SARS-CoV-2.

El gobierno del Estado de México informó que 54 mil 168 personas se han recuperado de COVID-19 y recibieron alta sanitaria por parte de personal médico, quien exhorta a la población a no confiarse y reforzar las medidas preventivas para seguir avanzando de manera segura en la entidad.

A través de la Secretaría de Salud estatal, encabezada por el Doctor Gabriel O´Shea Cuevas, se informó que actualmente se tiene registro de 88 mil 846 personas, quienes, tras una prueba de laboratorio, dieron positivo a COVID-19, hombres y mujeres a los que personal del Instituto de Salud del Estado de México (ISEM) mantiene bajo supervisión epidemiológica.

Dieron a conocer que suman 18 mil 124 los casos que se consideran sospechosos de ser portadores del nuevo coronavirus, 18 mil 927 se mantienen en aislamiento domiciliario e indicaron que mil 605 personas se encuentran hospitalizadas en la entidad y mil 691 mexiquenses son atendidos en nosocomios de otros estados de la República.

Señalaron que actualmente se tiene registro de 118 mil 770 los casos que tras realizar una prueba de laboratorio resultaron negativos y lamentablemente asciende a 12 mil 455 personas, quienes han fallecido a causa de este nuevo padecimiento.

Por su parte, el Gobernador del Estado de México, Alfredo Del Mazo Maza, reconoció a todo el personal de salud, por su trabajo y esfuerzo, señaló que la entidad avanza en el escenario que trajo la pandemia y exhortó a la población a reforzar las medidas preventivas como son uso de cubrebocas, lavado frecuente de manos y establecer sana distancia entre personas.

Seguir Leyendo

Covid-19

Se registran 5 mil 788 casos más de Covid-19

Publicada

en

627 mil 584 pacientes se han recuperado.

La Secretaría de Salud reportó 555 muertes más por Covid-19 en el país, con lo que suman 86 mil 893. Además, registró 5 mil 788 casos confirmados, para un total de 860 mil 714.

En conferencia de prensa, Hugo López- Gatell, Subsecretario de Promoción de la Salud, dijo que tienen 177 mil 346 casos sospechosos sin prueba y 39 mil 680 con posibilidad de resultado.

El porcentaje de positividad es del 41 por ciento en la semana 41. “Indicador a que va a la alza”, comentó.

“Sepase que está subiendo, es un indicador de actividad epidémica”.

De la misma manera, apuntó que 627 mil 584 pacientes se han recuperado.

Información Reforma

Qs

Seguir Leyendo

Destacada

Señalan a México de carecer de visión para un plan de recuperación ante pobreza

Publicada

en

La organización propuso 5 pilares del nuevo modelo de desarrollo: derecho a trabajo digno con remuneración suficiente, educación de calidad e incluyente, cobertura universal en salud, sistema de cuidados para niñas, adultos mayores y personas enfermas e ingreso básico para personas sin trabajo o por debajo de la línea de bienestar.

El Gobierno de México no cuenta con recursos suficientes para financiar un auténtico régimen de bienestar y, por el contrario, solo perpetuará y acrecentará los niveles de pobreza en la población en este sexenio, aseguró este lunes una organización civil.

“La pobreza no solo se perpetuará en el sexenio actual, se incrementará ante el embate económico de la pandemia por Covid-19, pero también por la falta de visión de contar con un programa emergente de recuperación“, señaló en un comunicado el colectivo Acción Ciudadana Frente a la Pobreza.

Entre los puntos que critica dicho organismo están la falta de recursos para dotar al sistema de salud de cobertura universal y que reduzca el gasto que los ciudadanos hacen “ante la ineficiencia e incapacidad del sistema de salud actual para atenderlos oportunamente y con calidad en los servicios”.

Señaló que un primer paso para paliar esta problemática es igualar la calidad de la atención entre los servicios públicos de salud en México: el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

Sin embargo, para ello se necesitaría aumentar la inversión en salud aunque, dijo, la recaudación fiscal es insuficiente para disponer de recursos adicionales.

A mediados del año, un estudio del banco BBVA estimó, con base en la metodología del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), que debido a la crisis económica derivada de la pandemia de Covid-19 el país sumaría entre 12 y 16.4 millones de nuevos pobres hasta alcanzar entre el 58% y el 61.9% de la población.

El estudio alertó de la gravedad de la desaparición de los fondos de gastos catastróficos que dejarían desprotegidos a enfermos con enfermedades crónicas que no tienen ningún tipo de seguridad social.

Mientras que la precariedad laboral es otro de los aspectos, a decir de la organización, que se ha agudizado en el actual gobierno.

“La precariedad del empleo ha sido una tendencia desde hace décadas, que se agrava ante la falta de mecanismos justos de negociación y defensa de los derechos de los trabajadores”, afirmó.

Destacó que no se tomaron medidas oportunas para proteger el empleo ni para entregar una transferencia temporal a quienes se quedaron sin ingresos ni trabajo.

Hace una semana, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) informó que la economía mexicana recobró 113,850 empleos formales en septiembre, su mayor recuperación laboral tras haber perdido más de 1.1 millón por la crisis del Covid-19.

Expresó que los programas sociales no son suficientes pues solo atienden a estudiantes, personas con discapacidad y mayores que “no sufrieron impacto ante la crisis”.

Al respecto, dijo que estos programas se han usado con fines electorales y esto “no parece ser combatido por el actual gobierno, sino reforzado al levantar un censo opaco de beneficiarios”.

La organización propuso 5 pilares del nuevo modelo de desarrollo: derecho a trabajo digno con remuneración suficiente, educación de calidad e incluyente, cobertura universal en salud, sistema de cuidados para niñas, adultos mayores y personas enfermas e ingreso básico para personas sin trabajo o por debajo de la línea de bienestar.

Propuso también 10 medidas urgentes y de corto plazo para enfrentar la pobreza que se hereda y que afecta a las comunidades indígenas y rurales del sureste del país.

Entre esas medidas están un programa de desarrollo infantil temprano, mejora en la calidad educativa, becas para estudiantes, programa de primer empleo para jóvenes, incremento gradual al salario mínimo.

Además de un fomento al cooperativismo y la economía social, promoción de proyectos de economía sustentable y energías renovables, ampliación de servicios de cuidado, cobertura universal de salud y transferencias de ingreso básico garantizado.

En México, la pandemia de Covid-19 ha dejado al momento más de 86,000 muertes y más de 851,000 casos, además de una contracción histórica anual de 18.7% del PIB en el segundo trimestre del año.

Información Agencias, Milenio, Reforma, Forbes

Qs

Seguir Leyendo
.
.

Estado de México