Este método no es dañino y puede ser hasta mil veces más efectivo que otros procedimientos de detección de cáncer.

Científicos desarrollaron un láser que puede encontrar y atacar a las células cancerígenas desde afuera de la piel.

De esta manera, se puede evitar que las células malas se expandan a otras partes del cuerpo través de la sangre.

Este nuevo sistema para evitar que el cáncer se propage, funciona cuando los doctores toman muestras de sangre, especialmente si el paciente tiene una etapa temprana de cáncer, explicó Vladimir Zharov, director del Centro de nanomedicina de la Universidad de Arkansas de Ciencias Médicas.

Además, esta nueva alternativa usa un método no invasivo gracias a la tecnología Cytophonem, que usa pulsos de luz láser afuera de la piel para detectar a las células tumorables en la sangre.

Aún falta su desarrollo para ofrecerse de manera comercial, pero los investigadores afirman que el láser es mil veces más efectivo que los métodos para detectar células enfermas en la sangre.

¿Qué te parece?

Por: Sarai Palma.

Con información de: Milenio.