• El Tri estuvo cerca de lograr el tercer título mundial de la categoría pero cayó ante los brasileños con un polémico penal.

La Selección Mexicana de Fútbol estuvo cerca de conseguir su tercer título mundial Sub 17, sin embargo, el anfitrión Brasil fue contundente y terminó levantando la copa.

La “verdeamarella” vino de atrás para imponerse en tiempo de compensación 2-1 a los aztecas en el encuentro disputado en el estadio Bezerrao.

México, que llegó tras eliminar a Holanda en la ronda semifinal, tenía amplias posibilidades de ganar el juego. Se puso al frente en el marcador al minuto 65 por conducto de Bryan González y aunque intentó cuidar la meta para asegurar el triunfo, al 84’ se marcó un penalti en favor de los locales y con el cobro de Kaio Jorge se igualó el marcador.

Lamentablemente para los mexicanos que dirige el técnico “Chima” Ruiz, el poderío brasileño se hizo presente y al minuto 93’, ya de compensación, Lázaro marcó el 2-1, con lo que el cuadro brasileño selló la victoria.

 

La escuadra sudamericana logró el cuarto título en su historia luego de haber levantado el trofeo en Egipto 97, Nueva Zelanda 99 y Finlandia 2003.

Por Roberto Ramos.