El cantante murió el jueves a causa de cáncer, provocado por un alto índice de calcio en la sangre, fue despedido entre lágrimas por familia y amigos.

Resignación, lágrimas, aceptación, incredulidad, legado, grandeza, amistad y amor fueron las palabras constantes que familiares y amigos del fallecido Gualberto Castro emitieron durante la ceremonia luctuosa en la que se le dio el último adiós al cantante.

A su llegada a la Capilla “A” de Guayosso Félix Cuevas, la viuda del cantante, Gundy Becker, informó que aún no deciden qué se hará con los restos mortales de Gualberto Castro, si van a la incineración o los inhumarán. Agradeció a los amigos y medios de comunicación el interés por despedir al amor de su vida, pero sobre todo por acompañarlo durante su lucha contra el cáncer a lo largo de tres meses.

Explicó que el cáncer fue provocado por un alto índice de calcio en la sangre, conocido como hipercalcigemia, y que se agudizó por una infección pulmonar, lo que impidió que fuera sometido al tratamiento de quimioterapias.

A la funeraria llegaron los sobrinos Moreno Castro, la cantante, Alejandra Ávalos, el productor Enrique Gou y el músico Rodrigo de la Cadena, estos dos últimos, organizadores del homenaje póstumo a Gualberto Castro que se realizará el próximo 14 de julio en el Teatro de la Ciudad.

El desfile de amigos fue paulatino a la par de la llegada de coronas de flores enviadas por Manuel Mijares, Paty Chapoy y la familia de Marcó Antonio Muñiz, y que adornaron los flancos del espacio donde fue colocado el féretro.

Información Notimex.

Redacción QS.