• En los primeros 10 meses de su administración, casi 30 mil personas fueron asesinadas.

A un año de haber tomado el cargo como presidente de México, los homicidios siguen en aumento en el país y el registro indica que durante los primeros diez meses de la administración del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, se han registrado casi 30 mil muertes por asesinato.

Las esperanzas de que la nueva administración, que puso fin a décadas de gobierno bipartidista, llegaría con un nuevo enfoque se desvanecieron muy pronto y aunque fue un compromiso de la actual administración, la tarea no ha sido fácil.

Cabe recordar que cuando el presidente López Obrador asumió el cargo en diciembre de 2018, México estaba atravesando el año más violento de su historia, que cerró con 36 mil 685 asesinatos.

La atomización de los grupos criminales en facciones pequeñas que se disputaban violentamente las plazas cada vez más reducidas del país hizo que se disparara la tasa de homicidios durante la administración de Enrique Peña Nieto. Y aunque hubo intentos de reforma judicial o policial, que parecían promisorios pero que nunca se dieron, la mayor parte de los crímenes quedaron impunes.

Pese a las circunstancias, la policía federal, ha seguido siendo el principal pilar de México contra el crimen organizado, sin embargo los resultados no han sido los esperados y cabe la posibilidad de que esta dependencia sea absorbida por la Guardia Nacional.

Redacción QS.