Agregar el pescado en la dieta es incluso recomendable

Algunos medios se dejaron llevar por un estudio cuya hipótesis planteaba la posibilidad de que el consumo de pescados (no solo el atún) fuera dañino para la salud, debido a la cantidad de mercurio que pudiera contener; Sin embargo, el estudio concluye que no hay riesgo en el consumo cotidiano de este producto marino (incluido el atún).

El estudio fue realizado en 2013 y publicado por la revista Médica de la Universidad de Chile en 2014, en el que concluyen que “Teniendo en cuenta toda la información presentada, la recomendación de consumo para nuestra población incluyendo mujeres en etapa reproductiva, gestantes y nodrizas, no debería requerir restricciones, ya que se podrían consumir hasta siete porciones de 100 g a la semana (700 g) de cualquier pescado excepto albacora, y sigue habiendo un beneficio para la salud”.

Las conclusiones del estudio (por eso la importancia de leer las conclusiones de los estudios) verifican que los productos del mar (incluido el atún) no generan un riesgo en el consumo humano indicando, incluso que los valores de mercurio específicamente en el atún están por debajo de la norma establecida del Reglamento Sanitario de los Alimentos (RSA) de Chile (país que realizó el estudio).

Con las conclusiones realizadas de dicha hipótesis, queda claro que las dietas basadas en el atún (incluyendo cualquier pescado) no causan un efecto contrario en la salud e incluso es recomendable su consumo.

Por: Fermín López