• El memorial será construido en el lugar de la explosión del ducto de Pemex en enero de 2019.

Para ello, especificó la Secretaría de Gobernación, se adquirió un terreno en la “zona cero” o sitio del incidente.

A un año de que se registrara una explosión a una toma ilegal en un ducto de Petróleos Mexicanos (Pemex) en el Municipio de Tlahuelilpan, Hidalgo, el Gobierno federal realizó un evento para colocar la primera piedra para la construcción de un memorial para los 137 fallecidos.

En el evento “Ceremonia de Remembranza Colectiva a un año de la Explosión de un Ducto de Pemex”, el Delegado Federal de Programas para el Desarrollo en Hidalgo, Abraham Mendoza Zenteno, lamentó los hechos, pero indicó que se debe combatir el delito del robo de combustible. “No se vale que la economía de un pueblo esté fincada en un ilícito”, expuso.

Diana Álvarez, Subsecretaria de Desarrollo Democrático, Participación Social y Asuntos Religiosos de la Secretaría de Gobernación pasó lista a las víctimas de esta tragedia.

Tras lo que se guardó un minuto de silencio y después sonaron aplausos que antecedieron a la colocación de la primera piedra.

En entrevista con medios de comunicación, Álvarez detalló que el terreno en el que se colocó una ofrenda floral y la primera piedra del memorial es de casi una hectárea, y fue adquirido en octubre.

“Se va a destinar en comodato para el uso exclusivo del memorial que se va a construir”, comentó.

Asimismo, señaló que existe el compromiso de parte del Estado de becar a los huérfanos hasta que éstos terminen la licenciatura.

“Por el momento esas becas se van a seguir dando, se van a seguir otorgando, es fundamental para el Presidente del País que la niñez y la adolescencia tengan oportunidades. Información Agencia Reforma.

Redacción QS.