• El objetivo es darle libertad provisional por la acusación del delito de “declaraciones falsas”.

Una Juez Penal ordenó se colocar brazalete o localizador electrónico a Ana María, madre de Karol Nahomi, para darle libertad provisional por la acusación del delito de “declaraciones falsas”.

La madre que ocultó en el hueco de un árbol el cuerpo de su bebé que murió por broncoaspiración deberá regresar el próximo miércoles para saber si es o no vinculada a proceso por un delito que tiene penalidad de cuatro a siete años de prisión.

En audiencia inicial ante el juzgado penal, Ana María lució seria, con mirada baja la mayor parte del tiempo y cuando respondía a la jueza, apenas se escuchaba su voz, por lo general solo asentía o negaba con movimientos de la cabeza.

Tres días después de que denunció ante la Fiscalía para Personas Desaparecidas el plagio de la bebé que ella misma había ocultado para evitar una investigación penal, la mujer compareció ante la jueza Rebeca del Carmen Monsiváis.

En una sala con cerca de 10 personas entre el público, tres representantes del Ministerio Público, dos empleadas del juzgado, el defensor, una policía y la acusada, la jueza determinó colocarle un dispositivo de rastreo, porque la mujer demostró que no quiere enfrentar un proceso penal al ocultar el cuerpo de su hija y al denunciar un falso secuestro.

La defensa de Ana María pidió que, para no afectar el equipo médico electrónico, el dispositivo de rastreo le sea colocado el domingo, después de una cirugía que le practicarán a la mujer en un hospital local.

JUEZ PIDE QUE LE COLOQUEN BRAZALETE A LA MUJER.

La jueza ordenó que personal de la Unidad de Medidas Cautelares le colocara el dispositivo este mismo viernes y que, en caso de ser requerido por los médicos, se le retire únicamente por el tiempo de la cirugía, y se le coloque nuevamente.

La próxima audiencia para vincular o no a Ana María a proceso penal se fijó para el próximo miércoles 26 de febrero a las 13:00 horas.

En la declaratoria del Ministerio Público se estableció que Ana María encontró a su bebé de cinco meses sin vida, la llevó a la “Tienda de Toño”, donde compró toallas húmedas, caminó por varias cuadras hasta que encontró un árbol en un lote baldío, colocó el cuerpo en un hueco del árbol y luego regresó a la tienda, donde reportó el plagio.

Un día después, cuando encontraron el cuerpo de la bebé, la mujer aceptó ante el Ministerio Público que mintió sobre el plagio porque temía represalias del padre biológico de Karol Nahomi y de su familia.

Redacción QS.