El presidente electo Andrés Manuel López Obrador anunció hoy una serie de compromisos, ocho en total para frenar la violencia en el país al clausurar en Ciudad de México los foros regionales para la pacificación.

“Lo que no queremos ya es derramamiento de sangre, no queremos sufrimiento”, manifestó López Obrador, que incluyó la atención a víctimas a la violencia y el respeto a los derechos humanos como parte de los ocho compromisos de su futuro Gobierno para pacificar México.

AMLO, como es conocido, recibió los resultados de la serie de foros para la paz que comenzó el 7 de agosto y finalizó el 7 de octubre para poder ordenar las ideas recogidas hasta ese momento.

También se comprometió a formar policías, marinos y soldados en el uso de la fuerza y la protección de los derechos humanos; la atención integral a las víctimas del delito a partir de apoyos y de escucharlos, así como conocer la verdad y hacer justicia en el caso Ayotzinapa.

Y anunció la liberación de todos los presos políticos y luchadores sociales encarcelados injustamente.

Tras evaluar los resultados, el próximo presidente señaló sus compromisos, un esbozo de su estrategia de seguridad y pacificación.

Primero se comprometió a “no apostar a la guerra” y no optar por “el exterminio” de las personas. “Que podamos garantizar la paz y la tranquilidad sin el uso extremo de la fuerza”, dijo.

El segundo compromiso fue el de atender las causas que originan la violencia, principalmente la pobreza generada por el neoliberalismo y “el modelo económico que se ha impuesto”. Dijo que se reactivará el campo y las actividades productivas.

También se comprometió a capacitar a las fuerzas de seguridad en el respeto a los derechos humanos. En ese sentido, indicó que antes de nombrar a sus futuros ministros de Defensa y Marina, pidió a la Comisión Nacional de Derechos Humanos investigar a los generales activos para ver cuántos tenían recomendaciones de ese órgano sobre su comportamiento.

La CNDH emite recomendaciones que hace llegar a las autoridades cuando encuentra posibles violaciones de los derechos humanos.

“Cuidé que no hubiese recomendaciones sobre su actuación”, dijo López Obrador sobre el general de división Luis Sandoval y el almirante José Ojeda, a quienes anunció el lunes como los próximos titulares de Defensa y Marina, respectivamente.

El cuarto compromiso fue atender y apoyar a las víctimas de la violencia y el quinto fue crear una comisión para el caso de los 43 estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos en el sur del país en 2014. “Vamos a ir a fondo”, señaló.

Se comprometió también a emitir un acuerdo para liberar a las personas que estén presas injustamente, a quienes llamó “presos políticos”, así como a solicitar la ayuda de organizaciones internacionales y a las Naciones Unidas en materia de derechos humanos.

Por último, López Obrador prometió que al asumir la presidencia el 1 de diciembre se creará un consejo para conseguir “la paz y la reconciliación” en México.

“El objetivo es buscar el equilibrio entre justicia, perdón –que es amnistía, no hay que descartarlo- y sobre todo, reconciliación”, manifestó.

Redacción Aleja Santillan

Información por politicomx