Durante el Mundial de Clubes 2018, Chivas cayó ante el Kashima de Japón, por lo que mañana jugará por el quinto lugar del torneo, su máxima aspiración

Las Chivas Rayadas de Guadalajara cerraron su preparación de cara al duelo ante el cuadro Espérance Sportive de Túnez que se disputará este martes en el estadio Hazzan Bin Zayed a las 07:30 del centro de México por el quinto lugar del Mundial de Clubes que se lleva a cabo en Emiratos Árabes Unidos.

En su oportunidad, el técnico paraguayo José Saturnino Cardozo, señaló que el equipo Guadalajara se juega su prestigio en el partido por el quinto sitio del Mundial de Clubes; “Esto es futbol y continúa; estamos dolidos como tiene que estar un equipo que no superó la etapa, tenemos una revancha, sí estamos cabizbajos porque no era lo que veníamos a buscar, pero hay que seguir pensando en que mañana nos jugamos nuestro prestigio y el de la institución”, dijo en conferencia de prensa.

Consideró que las críticas que ha recibido el Rebaño Sagrado son comprensibles porque las expectativas por su primera participación en esta competencia eran altas. “Cuando un equipo grande no logra sus objetivos es normal que se le critique, queríamos darle una alegría a nuestra gente, más a todos los que hicieron el esfuerzo de venir hasta acá; estamos dolidos por no haber superado la ronda, pero ya está, hay que aguantar lo que venga, lo bueno de la vida es que siempre hay revanchas”, estableció.

Cardozo manifestó que pese a que no se alcanzaron los objetivos que se plantearon están forzados a salir por el triunfo en este duelo por el quito lugar, algo que los obliga por la jerarquía de la institución. “Esperamos cerrar con una victoria.

Tenemos que cerrar bien, todos los partidos que juegue Chivas siempre son con la seriedad que se merece, hay que cuidar el prestigio de la institución y tratar de cerrar bien”, apuntó.

Cabe recordar que el rebaño recibió un duro golpe en su debut en el certamen deportivo. El cuadro azteca, campeón de la Liga de Campeones de la Concacaf, perdió 3-2 ante el Kashima Antlers de Japón, monarca de la Liga de Campeones de la AFC, por ello ahora solo aspira al quinto lugar del torneo.

Redacción QS