De acuerdo con las autoridades, estará listo para el 3 de febrero y contará con mil camas ante el brote del nuevo virus.

Tras el brote del Coronavirus, China se vio en la necesidad de construir un hospital con mil camas para tratar a los pacientes infectados con el nuevo virus que mató a 26 personas y enfermó a cientos más, provocando el aislamiento de varias ciudades durante el feriado nacional más importante del año.

Las zonas afectadas son Wuhan, donde se concentró la enfermedad, y nueve ciudades vecinas en la provincia central de Hubei.

La construcción del nuevo centro hospitalario busca abordar la insuficiencia de los recursos médicos existentes, explicaron las autoridades este viernes, agregando que seguirá el modelo del hospital Xiaotangshan que se habilitó en Beijing durante un brote de síndrome respiratorio agudo grave (SARS por sus siglas en inglés).

El inmueble será una estructura prefabricada ubicada en una parcela de 25 mil metros cuadrados y estará listo el 3 de febrero.

Es importante señalar que el número de casos confirmados del nuevo coronavirus aumentó a 830 con 26 decesos, informó la Comisión Nacional de Salud que confirmó las dos primeras víctimas mortales fuera de la provincia central de Hubei.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) no declaró una emergencia mundial, una decisión que habría supuesto más fondos y recursos para luchar contra la enfermedad, pero también posibles restricciones comerciales y de viaje, así como otros daños económicos.

Por: Sarai Palma.

Con información de: El Financiero.