Esto es lo que el exgobernador del Banco de México está planeando desde Suiza.

Con información de: AFP / LPO México.

 

El exgobernador del Banco de México Agustín Carstens es un escéptico sobre el futuro de las criptomonedas como el Bitcoin y no se deja llevar por la euforia que han desatado: “No son monedas de curso legal, no están respaldadas por ningún estado, si un jugador fuerte pierde interés se desploma y habrá daños billonarios”, suele mencionar Carstens.

Asimismo, uno de los miembros del consejo de gobernadores del Banco Central Europeo, el austriaco Ewald Nowotny, pidió este miércoles regular el Bitcoin, la moneda virtual que define como un “objeto puramente especulativo que intenta hacerse pasar por una moneda”.

“Para la economía en general los riesgos son muchos ya que podría perderse la efectividad de la política monetaria y hasta se tiene la posibilidad de un ‘efecto sistémico’ por una crisis en el mercado de las tecnologías financieras.

Las tecnologías financieras no se rigen por el costo del dinero en el tiempo, la tasa de interés del mercado, y por lo tanto su monto fluctúa en respuesta a determinantes que nada tienen que ver con la economía de un país o con los objetivos de política monetaria de los bancos centrales del mundo.

Desde sus primeras reuniones al frente del Banco de Pagos Internacionales en Suiza, Agustín Carstens ha planteado un tema central: cómo evitar que las criptomonedas se transformen en una “mega burbuja” que derrumbe el sistema financiero internacional. De hecho, sobre este tema será el primer plenario de la entidad en Basilea, a fines de este mes.

Pero esta es apenas la primera misión de Carstens en Suiza, pues está dirigida a cimentar su camino para finalmente algún día dirigir el FMI, en reemplazo de Christine Lagarde, ya que la francesa lo derrotó en su última contienda, pero ahora el mexicano itamita busca una plataforma poderosa para tener su revancha.