• Un usuario busca apoyar a la artesana promoviendo su producto en las redes sociales.

Un usuario de redes sociales decidió solidarizarse con una artesana que se encontraba con notoria tristeza debido a que no había podido vender sus servilletas bordadas a mano en Michoacán.

A través de las redes sociales, el cibernauta publicó el post de la mujer, quien responder al nombre de Adela Vidales y es originaria de la comunidad de Turícuaro, Michoacán.

Adela se dedica a la venta de servilletas bordadas a mano y las vende en Uruapan y San Juan Nuevo Parangaricutiro con un costo de cuarenta pesos, sin embargo, al no vender sus servilletas se entristeció.

“Doña Adela estaba triste porque no había vendido sus servilletas artesanales, y le dije que le iba a promover sus productos en las redes y se alegró”, escribió el usuario identificado como Leo Brown en una publicación de su Facebook.

Hasta el momento la publicación ya tiene 660 me gusta y ha sido compartido más de 5 mil veces. Información Excélsior.

Redacción José Leal.